LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Biografía del columnista

Columnas anteriores

Por obvias razones, los Dodgers arrancaron la temporada como favoritos para llevarse el banderín de la siempre peleada División Oeste de la Liga Nacional. Tampoco podíamos descartar a los Gigantes, equipo que ha ganado dos de las últimas cuatro Series Mundiales y que actualmente ocupa la cima. Pero la esperada fiesta entre esas dos escuadras en esta división está siendo aguada por unos sorprendentes Rockies.

Lo sé, el equipo de Colorado nos tiene acostumbrados en los últimos años a verlos jugar como un equipo contendiente sólo para desplomarse eventualmente. Pero estos Rockies del 2014 parece que van en serio. La novena de Walt Weiss se encuentra en plena lucha por la cima y hasta el cierre de esta edición tenían la segunda mayor cantidad de victorias en Grandes Ligas. Pero no sólo es su récord lo que nos dice que los Rockies están para algo interesante esta temporada.

Podemos empezar hablando de su poderosa ofensiva: Los Rockies encabezan las Mayores en promedio de bateo (.301), cuadrangulares (57), carreras producidas (222), hits (422), carreras anotadas (230) y porcentaje de embasarse más slugging (OPS) (.854). Por supuesto, ese despliegue ofensivo tarde o temprano va a decrecer, pero hay un par de razones para sentirse optimistas.

Una de ellas es Troy Tulowitzki, el venezolano Carlos González y el veterano Michael Cuddyer. Cuando estos tres cañoneros están sanos, sabemos de lo que son capaces. Luego está el Coors Field, donde el aire ligero está beneficiando bastante a la ofensiva de Colorado.

En cuanto al pitcheo, el horizonte también luce alentador para el equipo de Denver: Su cuerpo de lanzadores pudiera ser el mejor que hayan tenido en la historia de la franquicia. Los Rockies amanecieron el lunes con un promedio de efectividad colectivo de 4.02, cifra nada especial para los estándares normales de Grandes Ligas, pero para un equipo que juega 81 partidos en la altura de Denver es bastante bueno. Cuando dije que este staff de pitcheo de Colorado pudiera ser el mejor de su historia me refería a un aspecto en particular: Roletazos. Si puedes obligar a los bateadores de la oposición a poner la bola sobre el terreno en el Coors Field es una gran ventaja. De acuerdo con FanGraphs, los Rockies ocupan el tercer lugar en MLB en índice de roletazos provocados con 48.9%. Los recién llegados Jordan Lyles y Brett Anderson han contribuido bastante con esta tendencia.

El manager Walt Weiss y el nuevo coach de bateo Blake Doyle han inculcado una nueva filosofía en Colorado, la cual se basa en que una vez que un corredor se embasa, éste se convierte en el jugador más importante en el terreno de juego para los bateadores de los Rockies. Un ejemplo fue el sorpresivo toque de bola que el cañonero Troy Tulowitzki realizó en la tercera entrada de la victoria de los Rockies por 11-2 en contra de los Rojos el pasado sábado. Los Dodgers y los Gigantes no están solos, esta vez los Rockies van en serio.

" space="1"

El autor es Productor Editorial para los servicios de Grandes Ligas: MLB.com * LasMayores.com. Twitter: @CMolinaMLB

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/opinion/2014/05/19/carlos-molina-columna/9306143/