LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Biografía del columnista

Columnas anteriores

Los aficionados de los Dodgers no se conformarán con menos que la Serie Mundial este año. Esas son las expectativas que cualquier equipo con una nómina superior a los 200 millones de dólares tendría.

La escuadra de Don Mattingly abre la temporada regular de Grandes Ligas en Australia en contra de los D-backs en el Sidney Cricket Ground. Pero los azules, a pesar de contar con estrellas como Clayton Kershaw, el mexicano Adrián González, el dominicano Hanley Ramírez y el cubano Yasiel Puig, siguen teniendo varias interrogantes de cara a la campaña regular.

Primero, ¿quién será su segunda base titular? Todo parece indicar que Dee Gordon, al menos por ahora. El larguirucho campocorto supo ajustarse a la intermedia mejor que el cubano Alexander Guerrero. También lo vi un poco más, digamos, fornido, como que ganó un poco de músculo durante el invierno. Lo hizo bien con el bate y volvió a demostrar su gran velocidad al irse de 9-9 en robos de base (antes de viajar a Australia). Muchos dirán que Guerrero se merecía el puesto tras haber bateado para .300 en el Spring Training, pero a mi gusto al cubano le falta adaptarse y foguearse más en este béisbol. Ya veremos. Luego está la vacante de quinto abridor, y aunque los Dodgers no lo necesitarán hasta la tercera semana de abril, aún está por definirse. El zurdito Paul Maholm, un pitcher que a mí nunca me ha convencido, se las vio negras en la loma esta primavera, así que no creo que sea la mejor opción.

En cuanto a Josh Beckett, el veterano empezó bien, luego se lesionó y ahora sigue en Arizona entrenando con los peloteros de ligas menores para tratar de ganarse el puesto en la rotación de los Dodgers. No está descartado que arranque la temporada en la lista de lesionados.

Otra opción podría ser, aunque hasta mayo, el derecho Chad Billingsley, quien se recupera de una operación en el codo de lanzar. Otro interrogante para los Dodgers es su banca, que algunos catalogan como la más débil en el Oeste de la Liga Nacional, si no es que de todo el béisbol. Y es que los infielders Chone Figgins y Justin Turner, el receptor Tim Federowicz y los jardineros Scott Van Slyke y Mike Baxter no son precisamente una amenaza como emergentes.

Por supuesto, cuando Matt Kemp esté listo la cosa será un poco diferente con uno de los cuatro jardineros en la banca. Hablando de Kemp, el cañonero también se quedó en Phoenix para continuar trabajando en su rehabilitación tras una cirugía en un pie y todo parece indicar que está progresando, aunque todavía no hay una fecha para su regreso. En el bullpen, Jamey Wright y Brandon League no se han visto nada bien y de no dar el ancho pronto sus puestos estarían en peligro.

El resto del grupo de relevistas estaría compuesto por Kenley Jansen, Brian Wilson, Chris Pérez, J.P. Howell y Maholm. Paco Rodríguez y Chris Withrow serían dos buenas opciones desde Triple-A. Los Dodgers están bajo la lupa por obvias razones, y si quieren cumplir con las altas expectativas deberán demostrar que cuentan con un equipo balanceado en todos sus frentes.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/opinion/2014/03/24/carlos-molina-columna/6829769/