LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Biografía del columnista

Durante la semana pasada tuve la oportunidad de participar en la XXV Reunión Anual de Cónsules y Embajadores de México, cónclave de la diplomacia mexicana encaminado a determinar las líneas de política exterior que cada una de sus Representaciones en el mundo instrumentará en sus actividades diarias y programas de trabajo. El presidente Enrique Peña Nieto señaló a los 170 Embajadores y Cónsules del país su responsabilidad para que el mundo conozca qué es México y qué está haciendo para alcanzar nuevos y mejores horizontes, exhortándolos para ser motor y voz de un México en movimiento, que está cambiando y que se está transformando.

Con la intención de dar pleno cumplimiento a dicha encomienda, el pasado lunes asistí como orador principal a la ceremonia de apertura que dio inicio al segundo período de sesiones de la 51° Legislatura del Estado de Arizona. Parte fundamental de mi participación en este evento fue destacar la importancia que tiene nuestro país y los mexicanos para Estados Unidos, de manera particular para este estado.

Subrayé que más allá de estereotipos o generalidades, con una clara visión de futuro, México está construyendo la Nación de libertades y oportunidades de desarrollo que merecen sus habitantes, con una democracia plena, capaz de vivir transiciones de Gobierno pacíficas y ordenadas, que trasciende lo electoral con instituciones sólidas y madurez política para construir acuerdos transformadores.

México es la segunda economía de América Latina, la cuarta del Continente y la décimo cuarta a nivel mundial. Tenemos estabilidad macroeconómica desde hace más de 15 años, resultado de una política monetaria autónoma, un tipo de cambio flexible, finanzas públicas sanas y un sistema financiero robusto. También, somos una economía abierta que compite a nivel global, comprometida con el libre comercio, la libre movilidad de capitales y la integración productiva.

Gracias a nuestros 10 Tratados de Libre Comercio, los productos mexicanos tienen acceso preferencial a un mercado de más de mil 200 millones de consumidores en 45 países. Tan sólo con Estados Unidos nuestro comercio total es del orden de 500 mil millones de dólares anuales. México exporta a este país 280 mil millones cada año; 2.6 veces lo que en su conjunto exportan países como Brasil, Rusia, India y Sudáfrica.

Además, poseemos un invaluable capital humano y condiciones demográficas óptimas para impulsar el crecimiento económico. Nuestra población tiene una edad media de 27 años, que contrasta con la que tienen países como Estados Unidos (37 años); o Japón (45 años). Asimismo, los mexicanos cada vez tienen mayor nivel de escolaridad y especialización. Cada año en México se gradúan 110 mil ingenieros y tecnólogos, superando a los que egresan en países como Alemania o Brasil.

Para seguir impulsando el desarrollo de México y superar los retos de nuestro tiempo, se han fijado cinco grandes metas nacionales que reiteradamente he compartido con ustedes: alcanzar un México en paz; incluyente; con educación de calidad; próspero y, en consecuencia, que haga su aporte al desarrollo del mundo entero. Ante los legisladores de este estado, reiteré que Arizona es importante para la consecución de estas metas, una relación bilateral que reconozca las aportaciones mutuas en los ámbitos demográfico, cultural, social, político y económico de nuestras sociedades, favorecerá un crecimiento compartido.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN