LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

MEXICO, D.F — Legisladores de México presentaron el jueves un paquete de leyes que proponen la venta de marihuana en la capital del país, lo que convertiría a la Ciudad de México en una de las más grandes urbes que comercialicen la droga.

La iniciativa de los congresistas del izquierdista Partido de la Revolución Democrática pretende abastecer de marihuana de una manera segura a usuarios que necesiten la droga y así regular las cantidades que los compradores pueden adquirir.

El ambicioso plan seguramente generará polémica en un país donde el presidente Enrique Peña Nieto ha insistido en que la legalización no reducirá la violencia ligada al narcotráfico al tiempo que enfrenta con una estrategia militar al crimen organizado en varias regiones. Es una batalla cuesta arriba para los legisladores izquierdistas que también incluirán en su propuesta una iniciativa federal para dejar a los estados regular la producción de la droga.

El proyecto crearía un programa de salud para vigilar el consumo y dictar cómo se llevará a cabo el suministro de marihuana en la gigantesca capital donde viven 20 millones de personas, al incluir la zona metropolitana.

El documento de la iniciativa aún no contempla cantidades que se permitirían vender y comprar, pero los legisladores y consejeros técnicos de la asamblea de la Ciudad de México dijeron que probablemente se permitiría para la venta un máximo de cinco kilos, y para la compra, de cinco gramos.

El diputado Vidal Llerenas, promotor de la iniciativa, dijo que el objetivo es descriminalizar el uso de la marihuana y no iniciar procesos judiciales contra consumidores para enfocar estrategias de procuración de justicia en otros crímenes más graves. Llerenas agregó que el enfoque hacia la política de drogas debe cambiar en México, que ha sido azotado por una ola de violencia debido a la lucha por el control del narcotráfico y una ofensiva en contra de los cárteles de drogas causando decenas de miles de muertes.

"Un país como México sufre el Síndrome de Estocolmo. Es un país que está destruido en la guerra contra las drogas y que ha dictado en el prohibicionismo las acciones. México sí requiere encabezar una discusión que tenga que ver con cómo podemos entender las drogas de manera distinta", dijo Llerenas. "Es el momento de tener la valentía suficiente para desde nuestra trinchera, que es ésta, hacer una contribución importante a lo que tienen que ser las drogas en el mundo".

La propuesta local está acompañada de una iniciativa espejo a nivel federal, encabezada por un senador y un diputado de la izquierda mexicana, que indudablemente enfrentará una dura oposición de los partidos gobernante y conservador que la obligarán a moderarse. Tiene como objetivo que se incrementen las cantidades permitidas de cinco a 30 gramos y se permita a los estados regular el cultivo y procesamiento, que podría facilitar el abastecimiento de la droga en lugares designados por la capital.

Los legisladores enfatizaron que la iniciativa local no necesita de la aprobación de la federal para entrar en vigor. Sin embargo, las modificaciones a la ley federal de salud pueden facilitar el proceso para que la droga se pueda producir y distribuir en la Ciudad de México.

En la actualidad, México sólo permite la posesión de 5 gramos de cannabis para consumo personal e inmediato. El narcotráfico es un delito del fuero federal y el narcomenudeo y posesión de cantidades grandes son crímenes castigados por las fiscalías estatales.

Los estados de Colorado y Washington en Estados Unidos ya legalizaron el uso de la marihuana. Aunque la postura del gobierno federal es de oposición a la legalización, el presidente Barack Obama ha dicho que no es la prioridad de su administración ir tras estos delitos. Uruguay marcó un hito al convertirse en el primer país en permitir el cultivo y la venta de marihuana a nivel nacional.

La iniciativa "coloca a la Ciudad de México en una posición de vanguardia en América Latina y nos acerca a países que también han tratado de avanzar en esta dirección, como es el caso de Uruguay, estados de la unión americana como Colorado y Washington", expresó Jorge Castañeda, ex canciller de México. "En lugar de seguir librando una guerra que no tiene sentido, ahora somos excepcionales porque nos suscribimos en un proceso de vanguardia", añadió.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN