Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Los incendios forestales ardieron a una temperatura tan alta que derritieron los vidrios y rines de los automóviles, y dejaron a muchos vehículos posados sólo sobre sus ejes de acero

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

SANTA ROSA, California.- Las llamas que arrasaron con la región vinícola de California dejaron poco más que cenizas ardientes y humo. Las casas han desaparecido, sólo quedan las chimeneas de ladrillo y lavadoras carbonizadas que recuerdan que esos sitios alguna vez fueron hogares familiares.

Los incendios forestales ardieron a una temperatura tan alta que derritieron los vidrios y rines de los automóviles, y dejaron a muchos vehículos posados sólo sobre sus ejes de acero. En un camino de entrada de una casa el tablero de cristal de un aro de basquetbol se derritió, goteó y solidificó como un carámbano desfigurado.

Los nuevos residentes sin hogar del norte de California hicieron un balance de sus vidas destrozadas el martes, mientras seguían ardiendo las llamas que mataron a por lo menos 17 personas y destruido 2.000 hogares y negocios. Cientos de bomberos se unieron a la batalla contra las poderosas llamas.

NOTA RELACIONADA: Incendios acaban con los sueños de inmigrante mexicano

“Esta es devastación pura, nos tomará un rato salir y revisar todo esto”, dijo Ken Pimlott, jefe del Departamento Forestal y de Protección de Incendios de California. Indicó que el estado tenía en el horizonte “varios días de condiciones meteorológicas que favorecen los incendios”.

Los incendios forestales ya figuran entre los cinco más letales en la historia del estado, y los funcionarios prevén que el número de muertes aumente a medida que se esclarezca la magnitud de los daños. Al menos 185 personas resultaron heridas por las llamas que comenzaron a arder el domingo por la noche y casi 200 estaban desaparecidas tan sólo en el condado de Sonoma.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

A través de siete condados, 17 incendios forestales ardían intensamente. Equipos de bomberos y otros recursos se apresuraron a llegar desde otras partes del estado y de Nevada.

Más de 240 miembros de la Guardia Nacional de California ayudaron a transportar combustible para los rescatistas debido a que muchas gasolineras se habían quedado sin electricidad. Los miembros de la guardia también ayudaron en las evacuaciones médicas y con la seguridad en los centros de evacuación, de acuerdo con el mayor general David Baldwin.

NOTA RELACIONADA: Incendios se propagan a gran velocidad en California

Además de cortar la electricidad, las llamas dañaron o en algunos casos destruyeron 77 sitios celulares, interrumpiendo los servicios de comunicación que los funcionarios se apresuraban a restaurar, dijo Mark Ghilarducci, director de Operaciones de Emergencia.

El domingo por la noche comenzaron los incendios y se movieron tan rápido que miles de personas tuvieron que evacuar sus hogares pocos minutos después de haber sido alertados. Algunos no lograron salir a tiempo.

“Fue literalmente como si explotara. Esta gente salió corriendo de sus casas tras apenas unos minutos de que fueran informados y con la ropa que traían puesta”, señaló Pimlott, quien agregó que las autoridades no tuvieron tiempo de avisar a todos. “Ardieron tan rápido todo que no hubo tiempo de avisar a cada uno”.

Alrededor de 3,200 personas se hospedaban en 28 refugios en los condados de Napa y Sonoma.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2017/10/11/incendios-arrasan-con-la-region-vinicola-de-california/754104001/