El fiscal arremetió contra las llamadas ciudades "santuario", entre ellas Chicago y San Francisco, y las culpó de delitos cometidos por inmigrantes indocumentados

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Miami, FL.- El fiscal general Jeff Sessions urgió el miércoles a las autoridades locales del país a seguir el ejemplo de Miami-Dade de "castigar y no proteger" a los criminales durante un discurso en Miami en el que criticó ampliamente a Chicago.

Ante decenas de policías locales, el fiscal arremetió contra las llamadas ciudades "santuario", aquellas que se niegan a colaborar en programas migratorios que son voluntarios, entre ellas Chicago y San Francisco, y las culpó de los delitos cometidos por inmigrantes indocumentados.

Las palabras de Sessions, que estuvo en el podio instalado en puerto de Miami acompañado de Giménez, siguieron a las del director interino de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), Thomas Homan, y a las demandas de grupos pro-inmigrantes, que protestaron minutos antes cerca de la terminal marítima.

NOTA RELACIONADA: "Ciudades santuario" lucharán en tribunales el recorte de fondos federales

Tras agradecer al condado Miami-Dade y a su alcalde Carlos Giménez por su plena colaboración con inmigración, Sessions lamentó que Chicago escogiera demandar este año al Departamento de Justicia (DOJ) por el recorte de fondos federales aplicado a "ciudades santuario".

Durante el discurso, el republicano aseguró que la ciudad de Illinois prefirió tomar "una posición política" en vez de garantizar la "seguridad" de la ciudadanía.

El fiscal rechazó que a principios del mes el alcalde de Chicago, el demócrata Rahm Emanuel, presentara una demanda contra su departamento por retener 3,2 millones de dólares destinados a equipar a sus policías en cumplimiento de la política de Donald Trump de reducir fondos federales a las jurisdicciones "santuario"·

En ese sentido, Sessions recordó que el Gobierno no asignará recursos a "aquellas autoridades locales que no ofrezcan seguridad a sus ciudadanos" y recordó que el compromiso que él hizo con Trump fue "reducir el crimen en Estados Unidos".

El fiscal destacó que durante el festivo del Día de la Independencia, el pasado 4 de julio, en Chicago se registró un centenar de tiroteos y quince muertos, mientras que en Miami fueron "cero".

NOTA RELACIONADA: EU advierte a ciudades santuario que podrían perder fondos

Entre tanto, el alcalde de Miami-Dade, quien no habló al público durante el evento, dijo a través de su portavoz Mike Hernández, que horas antes había expuesto en privado con el fiscal Sessions las políticas del condado para reducirla delincuencia y su apoyo para que se lleve a cabo una reforma migratoria.

Giménez ha sido criticado por su colaboración plena con inmigración y tachado de darle la espalda a la comunidad inmigrante de Miami-Dade, que tiene una población en la que el 60 % nació en el extranjero.

Sessions por su parte alabó durante su mensaje a Miami-Dade, que en enero pasado, a pocos días de la posesión de Trump, se comprometió a cumplir con las órdenes de detención emitidas por ICE.

Estas órdenes requieren mantener de forma prolongada a indocumentados, pese a que dichos mandatos han sido considerados "una violación de los derechos civiles de la personas" por carecer de una orden judicial", se lamentó hoy la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en Miami.

Las ciudades "santuario" mejoran la seguridad pública, protegen a los inmigrantes y promueven la confianza entre las comunidades y la policía", expresó Lorella Praeli, directiva de ACLU.

Sin embargo, el fiscal Sessions señaló que "no hay evidencia" de la reducción de los delitos en estas jurisdicciones, "sino todo lo contrario".

Para ello mencionó diversos casos en los que inmigrantes indocumentados cometieron crímenes tras la negativa de ciudades "santuarios" de entregarlos a las autoridades migratorias.

"En Chicago, una ciudad con casi exactamente la misma población de 2,7 millones de habitantes que Miami-Dade, más de 433 personas han sido asesinadas desde el comienzo del año. Más de tres veces más que Miami-Dade ", dijo Sessions.

El congresista por Florida Ted Deutch, sin embargo, respondió a la visita de Sessions pidiéndole que "utilice el Departamento de Justicia para ir detrás de los supremacistas blancos y neo-nazis en lugar de perseguir a sus oponentes políticos", en referencia a la violencia desatada el fin de semana pasado en Charlottesville.

El sábado pasado el joven supremacista blanco James Fields mató a una mujer al embestir con su vehículo contra una manifestación antirracista en esa ciudad de Virginia. 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2017/08/16/sessions-criminales-ciudades-santuarios-inmigracion/574903001/