El republicano Paul Ryan de Wisconsin, presidente de la Cámara de Representantes, declinó comprometerse a llevar la medida al pleno la próxima semana, un nuevo indicio de incertidumbre

1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

WASHINGTON - Con su reforma al sistema de seguros de gastos médicos en peligro en todos los frentes, la Casa Blanca y los principales republicanos en la cámara baja reconocieron el miércoles que le harán cambios a la legislación con la esperanza de asegurar votos y lograr que el proyecto de ley estelar del partido sea aprobado pronto en ese recinto.

El republicano Paul Ryan de Wisconsin, presidente de la Cámara de Representantes, declinó comprometerse a llevar la medida al pleno la próxima semana, un nuevo indicio de incertidumbre. Los líderes republicanos han dicho repetidas veces que eso era lo que tenían programado, pero la oposición creció enormemente después de que un informe del Congreso concluyó esta semana que la medida dejaría a 24 millones de personas sin cobertura en un lapso de una década.

Ryan le dijo a los periodistas que ahora los líderes republicanos podrían hacerle “algunas mejoras y perfeccionamientos necesarios” a la legislación, lo cual reflejó una urgencia por recabar apoyo. La medida derogaría gran parte de la reforma implementada por el presidente Barack Obama en 2010 y reduciría el papel del gobierno federal en ella, incluido el financiamiento, para los consumidores de servicios médicos. Todos los demócratas se oponen a la propuesta republicana.

“Vamos a intermediar, vamos a unirnos, vamos a conseguir que se haga algo”, prometió el presidente Donald Trump a una multitud durante un mitin en Nashville.

En una reunión de todos los legisladores republicanos de la cámara baja el miércoles por la noche, el vicepresidente Mike Pence y los líderes del partido exhortaron a sus integrantes a respaldar el proyecto de ley.

“Es nuestro deber sacarla de aquí y enviarla al Senado”, les dijo Pence a los republicanos, según indicó el representante republicano Dennis Ross, de Florida.

Eso le permitiría al presidente Donald Trump presionar a “los demócratas en esos estados republicanos a que la apoyen”, señaló Ross, refiriéndose a los estados de mayoría republicana donde varios senadores demócratas enfrentan elecciones el año próximo.

En medio de las maniobras, un informe gubernamental indicó que más de 12 millones de personas se han inscrito este año para recibir cobertura bajo la misma cláusula que Trump y los legisladores republicanos quieren derogar. Esa cifra puso de relieve el potencial impacto político del siguiente movimiento del Partido Republicano.

Pence se reunió en varias ocasiones con republicanos de la Cámara de Representantes, pero siguen abundando los rebeldes. Los conservadores están descontentos porque la medida no borra suficientes partes de la ley de Obama, mientras que en el otro extremo del espectro del partido, a los moderados les molesta que la iniciativa de ley dejaría sin cobertura de seguro de gastos médicos a millones de personas.

“Demonios, sí”, dijo un líder conservador, el legislador Jim Jordan, cuando se le preguntó si la legislación del Partido Republicano necesitaba cambios para lograr su apoyo.

1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2017/03/16/republicanos-propuesta-salud/99252840/