Skip in Skip
x

Embed

x
CLOSE

Activistas luchan por liberación de una migrante transgénero en el centro de detención de Eloy.

Aunque ICE asegura que se toman las medidas pertinentes para garantizar la seguridad de mujeres trans en detención migratoria, la activista trans Karyna Jaramillo reconoce que la realidad es otra.

122 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El miedo que sintió Karyna Jaramillo, al ser detenida por agentes de inmigración y llevada a una correccional únicamente de hombres, es el mismo temor que sienten las mujeres transgénero al ser vulnerados sus derechos por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en Arizona.

Durante las dos semanas que estuvo recluida en Eloy el año pasado, tuvo que soportar “las miradas, las palabras obscenas, los chiflidos y gritos" de otros reclusos.

Desde entonces Karyna ha librado una firme lucha para que se respeten sus garantías, y aunque las autoridades aseguran que se toman las medidas pertinentes para garantizar su seguridad, Karyna reconoce que la realidad es otra.

Leer en inglés. Read this in English: Transgender women describe journey of fear in ICE detention in Arizona

“Seguimos siendo abusadas y torturadas. Seguimos siendo detenidas con hombres en las mismas cárceles en riesgo de violencia y abuso”, denunció Karyna, quien es coordinadora de defensa para la organización local Trans Queer Pueblo que lidera campañas para liberar a migrantes LGBT de los centros de detención migratorios.

Visiblemente preocupada, Karyna relató el caso de la inmigrante mexicana Nayeli Charolet, quien desde hace más de un mes se encuentra recluida en una unidad de sólo hombres en el Centro de Detención de Eloy, al sureste de Phoenix.

Nayeli también es una mujer transgénero, de 28 años y es activista en Phoenix con el grupo Trans Queer Pueblo.

“Queremos libertad para Nayeli”, dijo Danissa Castello, de 25 años, mujer transgénero y amiga de Nayeli. "La necesitamos acá afuera".

Dentro de Eloy, Nayeli está expuesta a comentarios transfóbicos y homofóbicos y es vulnerable al abuso y a la violencia, no sólo por parte de los reclusos hombres con los que está detenida, sino también por los guardias, aseguró Karyna.

Trans Queer Pueblo y la organización internacional Human Rights Watch han documentado casos de abuso, discriminación y violaciones de mujeres transgénero en los centros de detención migratorios del país. El principal problema es que son ubicadas en unidades con hombres, aunque ellas se identifican como mujer.

“Fui recluida con hombres, procesada como un hombre, no tenemos el derecho de expresar nuestro género de identidad”, comentó Karyna, quien estuvo detenida en Eloy en el 2015 por dos semanas. “Fue un proceso muy difícil, más allá de la gente que está adentro, los que están trabajando te acosan más allá de estarte cuidando”.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Pueden ver cuánto estoy sufriendo 

A principios de marzo del 2016 habían alrededor de 50 inmigrantes transgénero en centros de detención migratorios a nivel nacional, informó Yasmeen Pitts O'Keefe, vocera de ICE.

"Pero éstas cifras pueden cambiar dependiendo de aprehensiones, traslados y liberaciones", dijo Pitts O'Keefe.

En julio del 2015, ICE emitió nuevas directrices para mejorar las condiciones de detención de personas transgénero, insistiendo que la agencia está comprometida con “proveer un ambiente seguro y respetuoso para todos quienes estén en custodia, incluyendo a los individuos que se identifican como transgénero”.

Específicamente, indicó que las instalaciones de detención deben tener personal entrenado en cómo procesar a un detenido transgénero, y equipos que supervisarán que cada detenido transgénero está ubicado en ambientes donde se sienta seguro y libre de acoso por su identidad de género y donde tenga acceso a servicios de salud necesarios.

Pero activistas insisten que ICE jamás ha respetado los derechos de las mujeres transgénero.

“Estamos viendo que nada de eso está pasando”, dijo Karyna.

Además, Adam Frankel, coordinador del programa de derechos LGBT de Human Rights Watch, recalcó que ya casi se cumple un año desde que ICE presentó las nuevas directrices, pero los esfuerzos de la agencia para acatar las normas han sido insuficientes.

“Nuestra recomendación más urgente es que las mujeres transgénero no sean ubicadas en unidades con hombres, o en aislamiento prolongado, dado a que ese tipo de ubicaciones son peligrosas y abusivas, y por lo menos ICE debería garantizar que las mujeres transgénero están a salvo”, dijo Frankel.

ICE todavía ubica a mujeres transgénero en unidades con detenidos del sexo masculino, y eliminar esta práctica no hace parte de las nuevas directrices. Sin embargo, ICE tiene una instalación sólo para mujeres transgénero en Santa Ana, California, y según activistas Nayeli tuvo la opción de ser recluida allí pero se rehusó porque no quería estar lejos de su madre en Phoenix.

Las instalaciones en Santa Ana aún no garantizan seguridad y respeto a las detenidas transgénero, indicó.

"(ICE) creó esta unidad para detener a mujeres transgénero en condiciones seguras”, dijo Frankel. “No obstante, muchas mujeres allí retenidas indican sufrir habitualmente revisiones físicas exhaustivas practicadas de manera humillante por guardias de sexo masculino, y señalan que se les niega el acceso a atención médica necesaria, incluida la terapia de sustitución hormonal".

En respuesta, Pitts O’keefe explicó que como parte de las prácticas de ICE “todas las requisas deben ser realizadas de una manera respetuoso y profesional”, que sólo se realizan revisiones físicas cuando hay “sospecha razonable de que el detenido está escondiendo contrabando” y que únicamente cuando no hay personal disponible del mismo sexo del detenido es entonces apropiado que un guardia del otro sexo conduzca la requisa.

HRW concluyó que las mujeres transgénero en detención migratoria son sometidas a agresiones sexuales, maltrato y que muchas veces son puestas en aislamiento durante periodos prolongados para protegerlas de posibles agresiones.

“Si el gobierno de EU no está en condiciones o no está dispuesto a […] garantizar que las mujeres transgénero detenidas permanezcan en un ambiente libre de abuso y donde se respeten sus necesidades médicas y de salud mental, Human Rights Watch recomienda que no debería en absoluto retener a las mujeres transgénero en detención migratoria”, concluyó el reporte publicado en marzo.

El reporte de 77 páginas "¿Pueden ver cuánto estoy sufriendo?: Abuso contra mujeres transgénero en centros de detención inmigratoria en EE. UU." se basa en entrevistas con 28 mujeres transgénero que permanecieron en detención migratoria entre el 2011 y el 2015, algunas de ellas en los centros de Arizona.

En una declaración, ICE aseguró que está comprometido con tratar a todos los detenidos “de manera segura y humana” y que toma con mucha seriedad denuncias de maltrato.

No es la primera vez que ICE enfrenta denuncias por las condiciones que enfrentan detenidos LGBT en los centros de detención en Arizona. En junio del 2011, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Arizona registró cinco casos de migrantes gay o transgénero en detención migratoria que fueron abusados sexualmente o agredidos entre el 2009 y el 2011.

Cuando la violencia rebasa fronteras 

En la mayoría de las circunstancias, detalló el reporte de Human Rights Watch y recalcan activistas, las mujeres transgénero inmigrantes están escapando de violencia y discriminación que viven en sus países de origen.

Ese es el caso Danissa, originaria del estado mexicano de Morelos quien lleva 10 años en Estados Unidos.

“Estoy pidiendo asilo porque sufrí dos violaciones en México y no puedo volver”, dijo Danissa.

Danissa, quien habla con Nayeli por teléfono dos veces por semana desde su detención, la describió como una mujer “que se preocupa por las personas sin importar a ella misma. Trabaja mucho… demasiado”.

“Está desesperada, sigue esperando su proceso con temor a ser deportada”, dijo Danissa, quien estuvo en Eloy de junio del 2015 a agosto del 2015, sobre los ánimos de su amiga.

“Pasé por lo misma que ella, yo también estuve detenida y no respetan los derechos”, dijo. "Los guardias me cuidaban mucho, pero me hacían bañar con los hombres, me daban ropa de hombre, si necesitaba sostén no me lo daban”, describió.

El grupo Trans Queer Pueblo insiste que Nayeli no debería ser deportada porque si regresa a México se enfrenta a los altos índices de violencia contra personas LGBT en ese país. Además, el tío de Nayeli fue recientemente asesinado por que se identifica como gay, comentó Karyna.

En el 2015, la a Comisión Interamericana de Derechos Humanos informó que México es el segundo país con más casos de violencia contra la comunidad LGBT entre los paises de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Nayeli también se encuentra solicitando para una Visa-U porque fue víctima de violencia doméstica, dijo Karyna.

"Que la dejen salir, que no la vayan a deportar", dijo.

Camino a la celda 

ICE detuvo a Nayeli el 15 de marzo del 2016, confirmó Pitts O'Keefe en una declaración.

"La Sra. Charolet fue condenada en el 2014 por conducir bajo la influencia (DUI), un delito que afecta directamente a la seguridad pública​", Pitts O'Keefe. "La Sra. Nayelie (sic) Charolet fue puesta en custodia del Servicio de Inmigración y Aduanas de EU (ICE) el 15 de marzo, después de que una revisión exhaustiva de las bases de datos pertinentes indicaron que cae dentro de las prioridades de control de inmigración declarados de la agencia".

Pitts O'Keefe explicó que por un cambio de directrices en noviembre del 2014 del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, parte de la iniciativa del Presidente Barack Obama de deportar a "los criminales y no a las familias", Nayeli es una prioridad de deportación.

El abogado Lance Wells encargado del caso de deportación de Nayeli no puedo ser contactado por LA VOZ.

Colgando de un hilo

Cuando estuvo en detención en una unidad de sólo hombres, Karyna, de 45 años, soportó comentarios obscenos e insinuaciones sexuales de otros reclusos.

Ahora contempla cómo le estará yendo a Nayeli.

“Sé que Nayeli es inteligente”, dijo Karyna. Aun así, siente angustia. Una angustia que es producto de toda una vida lidiando con acoso, violencia y rechazo por su identidad de ser mujer transgénero. “¿Y si la matan? ¿Si la agreden? ¿Si porque estamos aquí afuera haciendo escándalo la encierran en el hoyo?

Nuestras vidas dependen de un hilo... Todas las vidas dependen de un hilo, pero las nuestras son como de telaraña”.

Contacte a la reportera: laura.gomez@lavozarizona.com

Twitter: @Laura_GomezRod

Teléfono: 602-405-1286

122 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2016/04/28/ice-inmigrantes-mujeres-transgenero-miedo/83366712/