En 2012, Jan Brewer firmó una orden ejecutiva negándoles a los jóvenes indocumentados amparados bajo DACA el derecho de obtener una licencia de conducir

2 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Tucson, AZ.- La decisión de la Corte de Apelaciones del Circuito Nueve que reconoce el derecho de los "soñadores" a obtener licencias de conducir supone una decisiva victoria judicial pero, sobre todo, un triunfo vital para proseguir con su vida sin miedo a ser detenidos mientras conducen su auto.

"Esta decisión ratifica que ni el estado de Arizona, ni el procurador, ni el gobernador pueden discriminar a los soñadores porque no están de acuerdo con el programa federal de Acción Diferida (DACA)", declaró a Efe Dulce Matuz, activista y cofundadora de la Coalición del Acta Sueño de Arizona (ADAC).

La activista agregó que "esta decisión da más tranquilidad a los soñadores para que puedan seguir solicitando la licencia de conducir y sigan con sus vidas diarias, esperando que ahora el estado de Arizona termine con los ataques en contra de la juventud inmigrante".

En el 2012, la entonces gobernadora de Arizona, Jan Brewer, firmó una orden ejecutiva negándoles a los jóvenes indocumentados amparados bajo el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) el derecho de obtener una licencia de conducir o cualquier otra identificación oficial del estado.

La orden obligó a muchos soñadores a tener que conducir a escondidas para ir a la escuela o sus trabajos bajo el riesgo de ser detenidos por las autoridades.

Miembros de ADAC , entre ellos Matuz, presentaron una demanda en contra de esta orden ejecutiva ese mismo año, pero no fue hasta diciembre del 2014 que un juez federal determinó que los jóvenes indocumentados tenían derecho a tener una licencia de conducir en Arizona.

El estado apeló la decisión del juez y este martes tres jueces de la Corte de Apelaciones del Circuito Nueve ratificaron esta decisión.

Korina Iribe, organizadora local de ADAC manifestó a Efe que ahora esperan que esta decisión motive a los jóvenes indocumentados y descarte sus temores para que apliquen para la obtención del beneficio del DACA y así tramitar sus licencias de conducir.

De acuerdo a las únicas cifras disponibles hasta el momento dadas a conocer por el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) en Arizona, desde diciembre del 2014 hasta el 27 de marzo del 2015 el estado había entregado 7.120 licencias de conducir a soñadores.

Se estima que en Arizona hay cerca de 26.000 jóvenes indocumentados amparados bajo la Acción Diferida.

"En los números está nuestro poder y los soñadores deben entender la importancia de aplicar (para el DACA) para tener su licencia y poder conducir sin ponerse en riesgo", enfatizó la activista.

La oficina del procurador de Justicia de Arizona, Mirk Brnovich, tiene ahora 14 días para apelar la decisión nuevamente ante el Circuito Nueve o pedir directamente que sea la Corte Suprema quien tome el caso.

"Esperamos que el estado no apele más esta decisión y deje de gastar el dinero de los contribuyentes atacando a los soñadores", declaró Iribe.

Para los jóvenes amparados bajo el DACA como Miriam Gutiérrez, el tener una licencia de conducir le cambió su vida.

"Es difícil explicar la sensación de miedo que sentía cada vez que me subía al carro y sabía que de un momento a otro me podía parar la policía", relató Gutiérrez a Efe.

La joven inmigrante de origen mexicano, que fue traída a Estados Unidos cuando solo tenía cuatro años de edad, comenzó a conducir a sus 18 años y siempre "cuidándose" de la policía en un estado donde la ley estatal SB1070 permite a las autoridades locales parar a cualquiera y cuestionar su estatus migratorio si "sospechan" son indocumentadas.

La joven estudiante obtuvo su licencia el año pasado y desde entonces asegura que su vida se transformó ya que DACA le ha permitido seguir estudiando, trabajar y ahora inclusive "acaricia" la posibilidad de comprar su propia casa.

Indicó que una licencia de conducir es mucho más que un "papel" para poder conducir un vehículo, sino que es una forma principal de identificación que lo piden en todas partes incluyendo cuando quieres abrir una cuenta bancaria.

En Arizona, los soñadores continúan enfrentando varios retos entre ellos el tener acceso a educación superior en colegios y universidades públicas.

Actualmente el estado se encuentra apelando otra decisión legal en las cortes que permite a los soñadores pagar matrículas como residentes del estado.

2 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2016/04/06/decisin-de-permitir-licencias-de-conducir-soadores-cambi-sus-vidas/82730090/