Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Humo blanco con olor a copal quemado circuló entre una multitud convocada por grupos pro inmigrantes la tarde del viernes en el Capitolio Estatal de Arizona.

Con coloridas pancartas hechas a mano, alrededor de 150 personas allí se congregaron para denunciar la falta de reforma migratoria a nivel federal, el legado del alguacil Joe Arpaio y el reciente rechazo del Gobernador Doug Ducey al ingreso de nuevos refugiados a Arizona.

"No queremos más niños separados de sus papás, no queremos más familias separadas", dijo Adriana Bonilla, parada junto a sus dos hijas. Su esposo, Javier, está detenido en Nevada y en proceso de deportación. "El presidente Obama prometió que no iba a separar más familias y mi familia es una de miles que está pasando por lo mismo".

A su derecha, la hija de Bonilla sostuvo un portarretratos con fotos de su papá compartiendo con ella y su hermana.

El viernes marcó el aniversario de las órdenes ejecutivas en inmigración que anuncio el Presidente Barack Obama para frenar la deportación de 4 millones de indocumentados en todo el país. Sin embargo, estos programas se encuentran bloqueados luego de que líderes republicanos de varios estados— incluyendo Arizona— retaran la legalidad de las iniciativas presidenciales en una corte en Texas.

"Hay más de una manera de parar las deportaciones", dijo Francisca Porchas, directora de organizadores para Puente. "[Obama] puede hacer terminando los programas federes donde la policía e inmigración está colaborando".

Niños y niñas lideraron la marcha, que arrancó desde la sede legislativa hacia la Cárcel de la Cuarta Avenida y las oficinas principales de la Policía de Phoenix.

"Me siento impotente. Queremos cambio", dijo Graciela Hernandez, madre indocumentada originaria de México y residente de Phoenix.

La marcha fue convocada por Puente, Mi Familia Vota, LUCHA, CASE, Neighborhood Ministries, Promesa Arizona, Arizona Dream Act Coalition, No Dream Deferred, One Arizona, y Center for Neighborhood Leadership.

Aparte de los usuales sujetos a quienes estas organizaciones critican, como Arpaio, la presencia de ICE en la principal cárcel del condado, o el republicano liderazgo estatal, la Policía de Phoenix genero también denuncias durante esta marcha.

"[La Policía de Phoenix] ahorita está haciendo mucho perfil racial desafortunadamente", aseguró Porchas. "Hay que recalcar que la Policía de Phoenix es atroz también, es brutal, es racista y ahora es hora de enfocarnos en ellos".

A lo largo de la caminata por el centro de Phoenix, el incienso de copal se desvaneció entre los rayos de un sol que se ponía tras el oeste de Phoenix.

"[El humo] es una oración, así como los gritos son oraciones", dijo Orlando Arenas, quien sostuvo la base de cerámica donde se quemó el copal. "Es una oración y nos conecta a nuestros ancestros. Vine aquí por los derechos humanos, para unir a familias que están separadas".

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2015/11/20/marchan-phoenix-unidad-familias-inmigrantes/76127358/