Skip in Skip
x

Embed

x
CLOSE

100 mujeres caminaron 100 millas hasta llegar a Washington, D.C. para abogar al Papa Francisco que interceda por una reforma migratoria. Cortesía: We Belong Together

Rosa Maria Soto, mexicana residente de Arizona, caminó con una manta que lleva la imagen de la Virgen Maria y la frase en español e inglés que lee, "Madre de Dios y madre nuestra mantén las familias unidas".

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Después de calambres, largos días, ampollas en los pies y arduas caminatas, el grupo parte de "100 Mujeres, 100 Millas" llegó a la capital de país el martes trayendo consigo un mensaje de compasión hacia los indocumentados para el Papa.

Entre las mujeres participes en el peregrinaje, se encuentra Rosa Maria Soto, mexicana residente de Arizona miembro del grupo Jóvenes y Padres en Acción del Arizona Dream Act Coalition. Soto caminó con una manta que lleva la imagen de la Virgen Maria y la frase en español e inglés que lee, "Madre de Dios y madre nuestra mantén las familias unidas".

"Lo estamos haciendo con mucha dignidad, yo por la dignidad de mi familia y la de todos los inmigrantes", dijo Soto el martes, hablando por vía telefónica mientras caminaba las últimas dos millas del recorrido. "Queremos lograr que el Papa sea nuestro vocero ante los congresistas, sabemos que es una persona muy influyente".

La peregrinación de "100 mujeres, 100 millas" fue organizada por el grupo We Belong Together y la campaña 'Ni Uno Más' con la finalidad de alzar las historias de mujeres inmigrantes a los oídos del papa Bergoglio, quien estará en Estados Unidos del 22 al 27 de septiembre en una visita histórica. La caminata reunió a mujeres de varias partes de Estados Unidos.

FOTOS: CAMINAN 100 MILLAS A D.C.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

El jueves, el papa Francisco se dirigirá a una sesión conjunta del Congreso y se espera toque temas de inmigración, del medio ambiente y de proteger a los desamparados.

Maria Cruz Ramírez, madre mexicana y miembro de la organización local Puente, también fue parte del peregrinaje de "100 Mujeres, 100 Millas".

Cruz explicó que sus días empezaban temprano, a las 5:30 de la mañana y la peregrinación duró de 8 a.m. a 5 p.m., horas durante las cuales recorrieron unas 12 millas en promedio. El grupo salió de un centro de detención en York, Pensilvania y atravesó el sur del estado hasta llegar a Maryland y culminar en Washington D. C.

Cruz explicó que la caminata no fue fácil.

"El viernes nos tocó entrar en la carretera", contó Cruz por vía telefónica desde Washington D.C. "Es pesado es muy estresante. Tenemos que ir de una en una, o dos en dos, y tratamos de hacernos al lado porque pasan los carros".

Sin embargo, Cruz compartió que las peregrinas han sido recibidas con mucha amabilidad por extraños que se las topan caminando. Además, entre ellas se ayudan y juntas no desisten de caminar.

"La verdad ha sido una experiencia muy bonita, algo que no me imaginé", dijo Cruz. "He estado al frente, he tratado de animar a las personas, me conocen en el grupo, pues ya sabes, como la persona que te da la alegría".

El grupo de mujeres llegó la tarde el martes a D.C., donde se celebró una vigilia para clausurar el éxito del peregrinaje.

Soto comentó sobre su manta de la Virgen María que lleva a sus espaldas.

"Aquí decimos que somos 100 mujeres y 100 millas, pero como viene Nuestra Madre Santísima somos 101 mujeres", dijo entre risas Soto. "No se ve pero aquí viene".

Soto también expresó el optimismo que siente no sólo ante la visita del Papa, pero hacia el impacto que tendrá el peregrinaje en la vida de las mujeres y las comunidades a las que pertenecen.

"Aquí estamos caminado, juntos y para adelante. Siento que algo bueno va a salir", puntualizó Soto.

Contacte a la reportera: laura.gomez@lavozarizona.com

Twitter: @Laura_GomezRod

NOTA RELACIONADA:

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2015/09/22/papa-francisco-mujeres-inmigrantes-millas-dc/72657754/