Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Eleazar Misael Pérez Cabrera se refugió por más de 100 días en la Iglesia Shadow Rock en Phoenix hasta que el 2 de marzo ICE le otorgó un permiso temporal de estadía. Ese permiso se vence el 1 de septiembre.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Eleazar Misael Pérez Cabrera, inmigrante de 32 años nacido en Guatemala, no camina sólo por el complicado sistema migratorio.

Aparte de sus abogados Ezequiel Hernández y Marisol Angulo, lo acompaña la congregación de la Iglesia Shadow Rock en el norte de Phoenix, en donde Pérez Cabrera permaneció en santuario por más de cien días.

El lunes en la noche aproximadamente 30 personas se reunieron allí durante una vigilia para orar por Pérez Cabrera, quien por órdenes de un juez de inmigración debió salir del país el 16 de noviembre del 2014.

"Estamos apoyándolo a él, estamos junto a él para pedirle a ICE de que utilice sus procedimientos para otorgarle una suspensión de deportación", dijo el pastor

Ken Heintzelman de la Iglesia Shadow Rock. "Estamos orando por ese resultado".

El martes, Pérez Cabrera tenía una cita con agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) en la Avenida Central en Phoenix para que se atendiera su caso de deportación.

Pero la cita fue pospuesta por los estragos que ocasionó una tormenta monzónica en Phoenix el lunes en la noche, dijo Angulo. Heintzelman aclaró que se fijó la cita para el martes 8 de septiembre a las 9 a.m.

El 17 de noviembre del 2014, un día después de que Pérez Cabrera debió haber salido del país de manera voluntaria, el guatemalteco se refugió en la Iglesia Shadow Rock en Phoenix donde permaneció hasta el 2 de marzo cuando ICE le otorgó un permiso temporal de estadía mientras se agendaba una audiencia para atender su caso migratorio.

Ese permiso se venció el 1 de septiembre.

"Me aprobaron (el permiso) porque tenía argumentos para mi caso y querían saber más sobre mi caso", dijo Pérez Cabrera. Hace cuatro años fue detenido por agentes del Condado de Maricopa mientras se dirigía al trabajo a reparar un techo, dijo, pero nunca supo por qué lo detuvieron.

"Yo no tengo ni un ticket (que demuestre) por qué me detuvieron", compartió.

En los más de cien días que Pérez Cabrera estuvo refugiado en la Iglesia Shadow Rock, Heintzelman cuenta que su iglesia conoció más al guatemalteco.

"Misael fue una bendición para nosotros", dijo. "Es amable, es increíblemente creyente, trabaja duro y trabajó para perfeccionar su inglés. Estábamos muy felices de tenerlo cerca".

Contó que la iglesia continuará apoyando a Pérez Cabrera.

"Misael es un ser humano y su vida tiene valor y sería inmoral de nosotros quedarnos parados viendo como un sistema burocrático toma una decisión de ponerle fin a su vida", dijo Heintzelman. "Cuando la gente participa en una decisión que disminuye la vida de otra persona, ellos están disminuyendo su propia vida".

Para Pérez Cabrera, la deportación a Guatemala podría significar una sentencia de muerte, ya que ese fue el destino que encontró su primo quien fue deportado hace aproximadamente tres años, dijo.

"Como a los cinco meses, a él lo desaparecieron (en Guatemala). Le sacaron las manos, le cortaron la lengua, los pies, las manos. Lo cortaron en pedacitos en bolsas, y lo dejaron en un terreno abandonado como si fuese un animal", recordó Pérez Cabrera. "Si él no hubiese sido deportado todavía estaría aquí. Le pusieron un 'stop' a su vida".

Pérez Cabrera espera que su próxima visita con ICE sirva para cerrar este capítulo en su vida. Por ahora, sólo le queda esperar y tener esperanza de que el resultado le favorezca.

"Sólo Dios sabe lo qué va a pasar", puntualizó Pérez Cabrera.

Contacte a la reportera: laura.gomez@lavozarizona.com

Twitter: @Laura_GomezRod

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2015/09/01/santuario-iglesia-shadow-rock-inmigrante-guatemala/71495898/