LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

NUEVA YORK - Tres organizaciones de defensa de inmigrantes presentaron el martes una queja formal ante el gobierno de Estados Unidos para denunciar los daños psicológicos que la detención en centros de la frontera provoca en madres y niños centroamericanos.

La Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración, la Comisión de Mujeres Refugiadas y el Consejo Estadounidense de Inmigración declaran en el documento que la retención durante meses de niños y madres en centros de Texas y Pennsylvania provoca varios tipos de traumas serios, incluidos la ansiedad, depresión, estrés post-traumático y tendencias suicidas.

Los tres grupos, que documentan en su queja 10 casos de inmigrantes afectados e incluyen estudios y citas médicas, exigen una investigación federal sobre el asunto.

Portavoces del Departamento de Seguridad Interna, a quien va dirigida la queja, no respondieron de forma inmediata preguntas de Associated Press.

Según datos oficiales, cifras sin precedentes de más de 70 mil menores centroamericanos no acompañados huyeron de la pobreza y violencia de sus países y llegaron a la frontera antes del mes de octubre de 2014. Muchos otros lo hicieron con sus madres.

El secretario del Departamento de Seguridad Interna, Jeh Johnson, anunció la semana pasada que procesará más rápido a mujeres y niños inmigrantes en estos centros y les ofrecerá la opción de salir libres bajo fianza.

El funcionario realizó el anuncio después de que activistas criticaran al gobierno por mantener a familias en los centros de detención para inmigrantes aún después de que muchas de las madres habían pasado una entrevista clave en el proceso de asilo.

Víctor Nieblas, presidente de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración, calificó el martes la detención de familias como "inhumana".

"Como voluntario en el centro de detención de Artesia, en Nuevo México, he trabajado con muchos detenidos y puedo asegurar que los 10 ejemplos de esta queja son tan sólo la punta del iceberg", afirmó el abogado.

La queja incluye el caso de una salvadoreña a la que identifican solamente como Cecilia y que aseguran fue violada a los 13 años de edad y huyó a Estados Unidos con su hija debido a amenazas de miembros de pandillas.

Cecilia fue diagnostica con estrés post-traumático severo y su hija con problemas serios de adaptación. A pesar de que la diagnosis se dio en noviembre del 2014, la mujer y la niña solo fueron dejadas en libertad hasta más de dos meses después, según el documento.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2015/06/30/denunican-efectos-detencion-ninos-madres/29521361/