1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

CHARLESTON, Carolina del Sur - Uno de ellos era un bibliotecario que ansiaba jubilarse. Otro se acababa de graduar de la universidad con una licenciatura en negocios. Ellos son dos de las nueve víctimas del tiroteo al interior de una iglesia en Charleston.

Un vistazo a la vida de las nueve víctimas:

———

CLEMENTA PINCKNEY

Con 41 años, era el querido pastor de la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emanuel, una de las más antiguas del país. Además había sido legislador estatal durante 19 años.

Apenas un año después de graduarse de la Universidad Allen en 1995, Pinckey se convirtió, a los 23 años, en el afroestadounidense más joven en ser electo a la Legislatura de Carolina del Sur. En 2000 fue electo al Senado del Estado.

Nativo de Beaufort, Pinckney comenzó a predicar a los 13 años y fue nombrado pastor a los 18. Fue designado a la Iglesia Emanuel AME en 2010.

Le sobreviven su esposa y dos hijos.

———

SHARONDA COLEMAN-SINGLETON

Tenía 45 años y era ministro de medio tiempo en la Iglesia Emanuel AME, además de trabajar como patóloga de lenguaje en la escuela Goose Creek High School, donde también era la entrenadora del equipo femenil de atletismo.

El director del colegio, Jimmy Huskey, la describe como una persona dedicaba que iniciaba su jornada laboral antes de las ocho de la mañana y no salía hasta después de las ocho de la noche.

Madre de tres hijas, fue participante del equipo de atletismo mientras estudiaba en la Universidad Estatal de Carolina del Sur, donde llevó al equipo a obtener el campeonato de su conferencia.

———

ETHEL LANCE

De 70 años y nativa de Charleston, había sido miembro de la iglesia durante casi toda su vida. Se retiró luego de trabajar durante más de 30 años como parte del personal de limpieza del Auditorio Gaillard de la ciudad.

Fungió como sacristán de la iglesia los últimos cinco años, ayudando a mantener limpio el histórico inmueble. Además, era amante de la música góspel.

Lance tenía cinco hijos, siete nietos y cuatro bisnietos.

———

SUSIE JACKSON

De 87 años, era miembro de la congregación y cantaba en el coro desde hace muchos años. Era prima de Ethel Lance y recién había visitado a su hijo y nietos en Cleveland, Ohio.

A Jackson le gustaba jugar con las tragamonedas y tenía programado un viaje a Chicago el domingo, por lo que estaba ansiosa por subir a la cima de la Torre Willis, dijo Jean Jackson, un miembro de la congregación.

La sobrina de Susie Jackson, Cynthia Taylor, narró a The Associated Press que habló con una de las sobrevivientes del tiroteo, a quien identificó como Felecia Sanders. Dijo que Sanders le contó que Jackson se tendió sobre su nieta y se hizo la muerta mientras el tirador seguía en el lugar.

———

CYNTHIA HURD

El hermano de Cynthia Hurd encontró consuelo al saber que su hermana murió en la iglesia en la que creció y amaba.

Hurd, de 54 años, era directora de una de las sucursales más ocupadas del sistema de bibliotecas del condado de Charleston. El sistema cerró sus 16 sucursales el jueves, en honor a Hurd.

Creció en Charleston y su madre se aseguraba que todos los miércoles, domingos y cualquier otro día que estuviera abierta, asistiera a Emanuel AME, contó Malcolm Graham, ex senador estatal de Carolina del Norte.

El esposo de Hurd es un marino mercante actualmente cerca de las costas de Arabia Saudí. Graham intentaba ayudarlo para llegar a casa.

Hurd iba a cumplir 55 años el domingo y ansiaba poder retirarse luego de 31 años de trabajo bibliotecario.

———

DEPAYNE MIDDLETON-DOCTOR

Éste sería un año de crecimiento para DePayne Middleton-Doctor. Con 49 años y madre de 49, había comenzado un nuevo empleo como consejera de carrera en el campus de Charleston de la Universidad Southern Wesleyan. En enero, luego de mucha consideración, decidió volver a las raíces de su infancia y asistir a Emanuel EMA luego de varios años de haber estado en una iglesia Bautista.

Se sumergió de inmediato en su nuevo hogar espiritual y pronto se convirtió en ministra y lideraba los estudios bíblicos de los miércoles por la noche.

La vida de Middleton-Doctor era consumida por las necesidades de cuatro jóvenes niñas y ayudaba, además, al cuidado de sus padres. Siempre estaba activa, ya sea llevando a sus padres al doctor o a sus hijas a los entrenamientos.

———

TYWANZA SANDERS

A los 26 años se acababa de graduar el año pasado de la Universidad de Allen, donde estudió negocios. Era un estudiante callado y reconocido que siempre estaba dispuesto a ayudar, dijo la escuela.

Sanders se describió en su cuenta de Instagram como un poeta, artista y empresario. Sus fotos estaban repletas de amigos, sonrisas, familiares y citas motivacionales.

Horas antes del tiroteo colocó un último mensaje: una imagen con un cita de Jackie Robinson: "Una vida no es importante excepto por el impacto que tenga en otras vidas".

1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2015/06/19/caras-masacre-charleston/29009919/