LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Mediante un programa de consejería Ashline busca lograr que más gente en Phoenix cambie los cigarros por los buenos hábitos.

Virginia Bojórquez, promotora de la ventanilla de salud en el Consulado de Phoenix en México, muestra a la gente la gran diferencia entre un pulmón de un fumador al de una persona que no es adicto al tabaco.

Las personas se acercan a la ventanilla de información, observan el pulmón ficticio color negro, miran en dos frascos una mezcla pastosa, obscura, que asemeja la mucosidad que se forma en los pulmones de los fumadores.

"Es mucha la cantidad de gente en Arizona que fuma, en realidad es un hábito que hace mucho daño, aquí lo pueden ver, por eso les mostramos estos ejemplos", comentó.

Bojórquez explicó que Ashline es un programa de consejería que viene de Tucson, y su objetivo es ayudar a las personas a dejar de fumar.

"Será un reto, pero no dejare de insistir, mi familia es afectada por el cigarro, yo quiero cambiar vidas, una llamada puede cambiar mucho. Dejar el tabaco es difícil y más difícil cuando intentas hacerlo sin ayuda", detalló.

Mencionó que el programa ofrece consejeros que vienen de Tucson, les imparten de seis a ocho semanas de tratamientos con nicotina, como puede ser chicle o el parche.

"Si no tienes seguro médico les ofrecen dos semanas de tratamiento, pero pueden seguir con la consejería para poder dejar de fumar", expresó.

Cuando hablas a la línea de ayuda para fumadores de Arizona, consejeros expertos te guían cuidadosamente para que puedas dejar de fumar, dijo.

"Para lograr dejar el cigarro establece metas que tengan sentido para ti y desarrolla un plan. Todos los servicios de línea son gratis, hay consejería en inglés y español, así como asistencia médica disponible", comentó.

Las personas interesadas en recibir ayuda pueden comunicarse a la ventanilla de salud en Phoenix al 602-510-637 o a la línea 1-800-55-66-222.

También pueden obtener información al correo ashline.org

Cinco cosas que las compañías de tabaco hacen para que fumes

  • Las compañías de tabaco gastan 700 mil por hora para convencer a la gente que fumar es divertido.
  • Se anuncian en revistas y tiendas para atraer a fumadores nuevos.
  • Usan a modelos jóvenes y atractivos para hacerte creer que fumar es buena onda.
  • Patrocinan carreras de autos, rodeos y eventos deportivos que muestras a los fumadores como ganadores.
  • Gastan miles de millones de dólares en publicidad para que la gente compre más cigarros.
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2014/09/10/fumadores-phoenix/15395635/