LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Chicago (IL).- El congresista demócrata Luis Gutiérrez solicitó una entrevista al presidente, Barack Obama, para manifestarle su "frustración y enojo" por el aplazamiento de medidas en materia migratoria, pero pidió a la comunidad hispana que no ejerza un voto castigo en noviembre contra los demócratas.

"Pedí una reunión con el presidente y espero que mis colegas del caucus hispano en el Congreso hayan hecho lo mismo", dijo el legislador por Illinois en conferencia de prensa en Chicago junto a un grupo de activistas proinmigrantes.

Gutiérrez opinó que "todos saben en Washington" que la decisión de aplazar los anuncios fue una decisión política y se debió a que el presidente cedió a las presiones de "cuatro o cinco senadores" de su partido.

Sin embargo, Obama declaró el domingo en una entrevista a NBC News que el retraso no se debe a "una mera táctica política" para ayudar a legisladores demócratas en dificultades en las elecciones de noviembre próximo, en las que se renueva la Cámara de Representantes y parcialmente el Senado.

"Voy a actuar porque es lo correcto" ante la falta de acción del Congreso para aprobar una reforma migratoria, expresó el presidente, "pero lo voy a hacer de una manera más sostenible y efectiva, para que la gente entienda por qué es necesario".

Obama, que en junio pasado aseguró que antes de que finalizase el verano tomaría medidas ejecutivas para reformar el sistema migratorio, también atribuyó a la llegada de más de 66.000 menores sin acompañante a la frontera sur del país el "haber cambiado de alguna manera el foco de la política en la mitad del verano".

Por contra, para Gutiérrez, la Casa Blanca decidió aplazar las medidas "porque decidió apostar sobre seguro", ante los argumentos de algunos legisladores de que el alivio migratorio para millones de indocumentados "no era un tema que se podía ganar" en las urnas y podría perjudicarlos en noviembre.

"Decidieron dejar por el camino los valores y promesas que habían sembrado tantas esperanzas en la comunidad, y esto me tiene muy triste, desilusionado y bastante molesto", aseguró.

En su opinión, el descontento entre los inmigrantes que votan dificultará las cosas para los políticos demócratas de Illinois que se han destacado en la lucha por los indocumentados y enfrentan una campaña dura por la reelección.

Entre ellos mencionó al senador Richard Durbin y al gobernador estatal, Pat Quinn, quienes enfrentan a poderosos rivales republicanos.

"No voy a pedir que voten demócrata, sino que voten por quienes defienden sus intereses", dijo.

"Tampoco quiero que se interprete que soy partidario del voto castigo en noviembre", dijo el legislador, que prometió mantener la presión para "levantar la voz de la comunidad hasta que se haga justicia".

Otros oradores, como el director ejecutivo de la Coalición de Illinois para los Derechos de Inmigrantes y Refugiados, Lawrence Benito, también manifestaron frustración y algunos dijeron sentirse "traicionados" por Obama.

"Estamos enojados, frustrados y nos sentimos traicionados. El presidente puede detener de inmediato las deportaciones con el poder de su pluma, pero decidió aplazar el cumplimiento de su promesa", señaló.

Josefa González, cuyo esposo espera la deportación desde hace un año en un centro de detención de Inmigración, preguntó si eso es lo que el presidente "quiere para familias" como la suya.

A su vez, la activista Rosi Carrasco dijo que Obama "rompe una promesa detrás de la otra" y cada vez "se hace más difícil creerle".

La decisión de Obama parece ir en línea con la opinión de los electores. Una encuesta realizada a fines de agosto por el Pew Research Center mostró un cambio en las prioridades sobre inmigración en Estados Unidos, con más gente que, primero, quiere que se refuercen la seguridad fronteriza y el control de las leyes (33 %) y luego se encuentre el camino para legalizar a los indocumentados (23 %).

A comienzos del segundo mandato de Obama, en febrero de 2013, quienes favorecían medidas más duras representaban el 25 %, igual que los que abogaban por la reforma migratoria.

En cuanto a los niños que llegaron solos desde países de Centroamérica, la encuesta señala que el 53 % se manifestó a favor de acelerar los procedimientos legales, aunque algunos de los elegibles para asilo sean deportados.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2014/09/08/luis-gutierres-obama-reforma-migratoria/15300471/