1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN




Washington, DC.- Un centenar de personas, entre activistas y líderes religiosos, se reunieron frente a la Casa Blanca para protestar en contra de las deportaciones promovidas por el presidente Barak Obama y expresar su rechazo a las "políticas migratorias inhumanas".

Asimismo, los defensores de los inmigrantes procedentes de todo el país hicieron un llamamiento "a favor de legalizar a todos los inmigrantes" y "humanizar la crisis de los niños centroamericanos".

Bajo la consigna de "Obama escucha, estamos en la lucha", más de un centenar de activistas participaron en un acto de desobediencia civil al sentarse frente a la verja de la residencia presidencial.

Debido a eso, algo prohibido, cerca a veinte de ellos fueron arrestados por la policía que custodiaba fuertemente la zona.

Convocados por varias agrupaciones religiosas en Lafayette Park, el parque situado frente a la Casa Blanca, los activistas acudieron con pancartas a favor de "Acabar con las deportaciones", "Pelear por las familias", y "Justicia con los inmigrantes".

Por su parte, la reverenda Mary Castellanos, del distrito de Columbia, dijo en declaraciones a Efe haber acudido "para defender los derechos de los inmigrantes que han contribuido a la riqueza del país".

Además, agregó, "queremos transmitir esperanza a los países más desfavorecidos de Centroamérica".

Tras un servicio religioso presidido por varios líderes como obispos, pastores y rabinos, un centenar de activistas a favor de la legalización de los inmigrantes indocumentados unieron sus voces para instar a Obama a otorgar permisos de trabajo a los sin papeles y humanizar el trato hacia los menores indocumentados.

Al concluir el servicio religioso el rabino Jason Kimelman-Block procedió a bendecir a los cerca de 130 defensores de los inmigrantes, identificados con una cinta blanca en el brazo derecho, que participaron en el acto de desobediencia.

"Estados Unidos debe elegir en qué tipo de nación quiere convertirse", enfatizó Kimelman-Block, y "es Obama quien debe dar el primer paso que favorezca una política de puertas abiertas hacia los inmigrantes", una nación que debe mucho a la inmigración, precisó.

También corearon el lema "sí se puede" e instaron al presidente a recurrir a su autoridad ejecutiva, sin esperar a una acción del Congreso, para paliar la situación de vulnerabilidad de los once millones inmigrantes que se calcula residen ilegalmente en el país.

Igualmente, pidieron a Obama detener las deportaciones, ,que bajo su administración han superado los dos millones de casos.

Durante su intervención, Gustavo Torres, director ejecutivo de la organización Casa Maryland, manifestó su apoyo a la comunidad hispana indocumentada que "vive en sufrimiento permanente" con miles de las familias fragmentadas.

"Estoy aquí porque creo en este país y estoy convencido que Obama puede erradicar la crisis de los menores sin papeles", subrayó.

Torres destacó la valentía de Enriqueta Juárez, una activista de su organización que hoy se expuso a ser arrestada al participar en la acción de desobediencia a pesar de no tener papeles.

"Arriesgo mi libertad para parar las deportaciones y denunciar la crisis humanitaria de los niños", dijo Juárez. "Los inmigrantes que trabajamos duro por este país merecemos un permiso de trabajo" para vivir sin miedo y "legalizar nuestra situación", agregó.

Igualmente, la obispo Minerva Carcaño pidió "proteger a los menores centroamericanos vulnerables que llegan escapando de la violencia y la pobreza", amenazados por las organizaciones criminales en sus países.

La monja Eileen Campbell, vicepresidente de las hermanas de la misericordia, instó a Obama a extender la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, más conocida como DACA, e implementar medidas similares para favorecer a los inmigrantes sin papeles.

Ante la ausencia de una reforma migratoria en el Congreso, bloqueada en varias ocasiones por los republicanos, se agrava la crisis migratoria de menores que azota la frontera sur del país, por la que han atravesado en los últimos diez meses cerca a 60.000 niños no acompañados, la mayoría centroamericanos.

1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2014/07/31/deportaciones-obama-crisis/13428717/