LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

WASHINGTON, D.C.— Seis de cada 10 estadounidenses están a favor de la naturalización de los inmigrantes no autorizados que reúnan ciertos requisitos pero apenas uno de cada cuatro ve a la reforma migratoria como la prioridad más urgente para el presidente Barack Obama y el Congreso.

La encuesta, divulgada el martes y realizada en abril por el Public Religion Research Institute y The Brookings Institution, ratifica las tendencias halladas durante un estudio similar elaborado en marzo de 2013.

De hecho para este sondeo, con un margen de error de 3,3 puntos porcentuales, fueron consultados los mismos 1.538 adultos que ya habían sido encuestados el año anterior.

La encuesta fue difundida mientras el Congreso mantiene en el limbo la reforma migratoria porque la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se ha negado a debatir el proyecto aprobado hace 12 meses por el Senado, de mayoría demócrata, que contempla la posibilidad de que los inmigrantes sin autorización opten a la naturalización.

Apenas dos de cada 10 estadounidenses se pronunció a favor de identificar a los 11 millones de inmigrantes sin autorización y deportarlos.

"En el entorno político polarizado de la actualidad, hay pocas áreas importantes que generen este consenso bipartidista y de diferentes grupos religiosos", dijo Robert P. Jones, presidente del Public Religion Research Institute.

Jones explicó que el apoyo a la naturalización se ha mantenido debido a dos factores principales: un consenso bipartidista sobre la necesidad de corregir un sistema migratorio disfuncional y un incremento en la percepción positiva que los estadounidenses tienen sobre los aportes de los inmigrantes a la economía y la sociedad.

La naturalización para los inmigrantes sin papeles está respaldada por la mayoría de grupos políticos: demócratas (70, independientes (61%) y republicanos (51%).

El apoyo incluye también a los grupos religiosos, tales como los protestantes blancos (58, los protestantes de minorías étnicas (62%), los católicos (63%) y los estadounidenses sin afiliación religiosa (68%).

William Galston, catedrático de The Brookings Institution, subrayó que la reforma migratoria se ubicó entre los temas menos prioritarios para blancos, negros e hispanos.

"Ningún grupo dejó de ubicar a la creación de empleo en el primer lugar, casi seis años después del fin de la gran recesión", dijo en conferencia de prensa.

En el caso de los hispanos, las prioridades en orden de importancia fueron empleos, atención médica y déficit presupuestario (empatados en segundo lugar), valores morales, inmigración y cambio climático.

Por otra parte, un 53% de los votantes inscritos encuestados dijo que estaría menos dispuesto a inclinarse por candidatos opuestos a la reforma migratoria durante las elecciones de medio término previstas para noviembre.

"La encuesta también revela una caída considerable de entusiasmo que favorece a los republicanos en las elecciones de medio término", indicó Galston. "El reto para los demócratas luce mayor para dos grupos -hispanos y jóvenes- que contribuyeron de manera sustancial a la victoria de Obama en 2008 y 2012".

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2014/06/10/sondeo-a-favor-naturalizacion/10278223/