LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

AUSTIN, Texas-- El Partido Demócrata, ante una supuesta tendencia de los republicanos para dificultar el derecho al voto en varios estados, endureció en los últimos días su estrategia para contrarrestarla con el nombramiento de Sandra Haltom como directora en Texas del proyecto de expansión del sufragio.

Haltom aseguró a Efe que las comunidades más afectadas por las leyes que endurecen la identificación para votar son "los grupos demográficos de menores ingresos y, en Texas, los latinos y los afroamericanos suelen situarse mucho más en este perfil que los angloamericanos".

En los colegios electorales de Texas el pasado noviembre, carteles y folletos informaban de que ahora para votar es necesario mostrar una tarjeta con una fotografía del votante y especificaban los siete carnés posibles, como el pasaporte, la licencia de manejo, un permiso de armas o el carné texano.

Para los republicanos, las nuevas exigencias luchan contra el posible fraude electoral; para los demócratas, entorpecen el voto para muchos ciudadanos, especialmente para aquellos de bajos ingresos o pertenecientes a minorías étnicas, como los afroamericanos y los latinos.

El Partido Demócrata advierte de una tendencia de los republicanos en varios estados para supuestamente dificultar el acceso al voto y, bajo una campaña nacional para expandir el sufragio, fichó en las últimas semanas a cuatro profesionales para contener los efectos.

La presidenta del Comité Nacional Demócrata (DNC), Debbie Wasserman Schultz, explicó el 9 de abril en un comunicado que las leyes de voto están cambiando rápidamente en el país y que necesitan asegurar que los demócratas y todos los votantes "sean capaces de ejercer su derecho a votar y a hacer que se escuchen sus voces".

En dos estados clave, Texas (26 millones de habitantes) y Ohio (11,5 millones), nombró a sendos directoras de proyecto, Sondra Haltom y Lindsay Langholz respectivamente.

Haltom considera que no se trata de leyes aisladas: "Durante décadas, hay muchos ejemplos de que los republicanos a escala tejana han aprobado leyes, tanto con pequeños como otras veces grandes cambios, que básicamente hacen el proceso de votación más difícil".

Una de las leyes más polémicas y recientes en Texas es la que obliga a identificarse con una tarjeta con fotografía al votar.

"Lo que muchos texanos no entienden todavía, y tampoco muchos de los trabajadores electorales y de los administradores, son los matices de la ley, son detalles que realmente limitan la acción de votar", explica Haltom.

Cita, por ejemplo, que algunas de las tarjetas no sirven para identificarse si están caducadas y que los más perjudicados son aquellos que no tienen ningún carné, generalmente ciudadanos de nivel socioeconómico bajo.

En este sentido, la demócrata texana alerta de que para conseguir uno de los siete carnés válidos se requiere documentación previa y los procedimientos cuestan dinero y tiempo al elector potencial.

Al mismo tiempo, los demócratas se quejan de varias normativas de reestructuración de los distritos electorales, también en Texas, que diluyen la visibilidad de latinos o afroamericanos en los resultados electorales.

Haltom cita diferentes técnicas para reducir el eco de las minorías étnicas en las urnas, como puede ser unir en el mapa en un solo distrito las minorías o esparcirlas al máximo en muchas zonas.

Admite que es complicado cuantificar las complicaciones en los centros de votación derivados de estas leyes, pero cree que lo más preocupante son todos aquellos ciudadanos que dejan de votar por su culpa, una realidad difícilmente calculable.

Hasta nueve estados han promulgado leyes de identificación electoral en Estados Unidos desde principios de 2013, según cálculos del diario "The New York Times".

En Ohio y Wisconsin, se limitó la apertura de los colegios electorales para el sufragio anticipado en fin de semana, cuando muchos ciudadanos afroamericanos y de bajos ingresos van en grupo a votar después de la misa del domingo.

En Carolina del Norte, la nueva ley electoral redujo los puestos de votación temprana así como endureció las condiciones para el sufragio anticipado.

Hoy por hoy, la texana Sondra Haltom cree que el objetivo más urgente es informar a votantes y trabajadores electorales para reducir al mínimo los efectos de estas leyes en la votación del próximo noviembre, cuando se elegirá a todos los congresistas federales, algunos senadores y varios gobernadores del país.

Los republicanos mantienen que las nuevas normativas electorales reducen el fraude electoral, disminuyen el coste del proceso de elecciones y uniformizan algunos de los procedimientos.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2014/04/21/demcratas-limitacion-del-voto/7978281/