LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

CHARLOTTE, Carolina del Norte — La ciudad más grande de Carolina del Norte está buscando maneras de impulsar el crecimiento, y una de ellas es atraer nuevos inmigrantes a Estados Unidos, una medida que algunos detractores dicen incluiría dar la bienvenida a personas que ya residen ilegalmente en Estados Unidos.

El ayuntamiento creó un grupo a fines del año pasado para estudiar qué hacen otras ciudades para animar a los inmigrantes a iniciar negocios y participar en la vida cívica, aunque las otras ciudades no han probado si esas políticas dan resultados, reportó el diario The Charlotte Observer (http://bit.ly/1nASJ4k ).

El grupo de trabajo conformado por economistas, líderes escolares, policías y representantes de empresas se reunirá los jueves y realizará su primera sesión pública el próximo fin de semana. El resultado final del estudio de un año será una serie de recomendaciones a concejales para ayudar a familias inmigrantes, dijo la copresidenta Emily Zimmern.

"Se trata de los beneficios económicos y sociales de ser acogedores hacia los inmigrantes", dijo Zimmern. "Nuestra tarea no es lidiar con el asunto más amplio que es la reforma de inmigración".

Entre las ciudades que están probando ya políticas más beneficiosas para los inmigrantes están Detroit, Louisville, San Luis y Nashville. En 2012, Nashville tenía la población de inmigrantes de mayor crecimiento en el país, y 12% de sus habitantes habían nacido fuera de Estados Unidos. Casi la mitad eran inmigrantes que llegaron al país a partir del 2000.

Pero el jefe de un grupo de Carolina del Norte que exige una aplicación más rigurosa de las leyes de inmigración opinó que los funcionarios de Charlotte parecen ansiosos de atraer a personas que viven en el país tanto legal como ilegalmente.

"No hay problemas para aceptar a los inmigrantes que llegan legalmente al país, así que, ¿qué tratan de arreglar?", dijo Ron Woodard, de NC Listen. "Lo que está tratando de hacer ese comité es mezclar a inmigrantes legales e ilegales como si fuesen la misma cosa".

La ciudad podría ayudar a los inmigrantes contratando a más empleados gubernamentales bilingües, dijo el colombiano Manolo Betancur.

El y su esposa, la mexicana Zhenia Martínez, son dueños de la pastelería Las Delicias Bakery. Betancur opera un segundo negocio que recoge a personas de bares y los lleva en sus autos a sus casas. Dice que trabaja 80 horas semanales, algo que es típico para muchos inmigrantes.

"Los estadounidenses no se dan cuenta que están recibiendo lo mejor de otros países, porque son personas trabajadoras quienes vienen al ganarse una vida mejor. Los haraganes no dejan sus países", dijo.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2014/04/21/charlotte-sopesa-atraer-inmigrantes-para-crecer/7963663/