LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

SAN DIEGO, California-- Decenas de personas se concentraron hoy alrededor de la malla fronteriza que separa las ciudades de Tijuana y San Diego, en la frontera, para pedir al presidente Obama una reforma migratoria que regularice a los cerca de once millones de indocumentados.

La jornada se realizó en el marco del Día Nacional contra las Deportaciones, que se celebró ayer a través de decenas de manifestaciones y vigilias por las principales ciudades del país, bajo el lema de "Ni uno más".

Durante el acto de hoy, unas 15 personas finalizaron el ayuno de 24 horas que efectuaron para crear conciencia sobre el drama de las familias separadas a causa de las deportaciones.

La concentración eligió como punto de encuentro el Parque de la Amistad, que se extiende a ambos lados de la línea fronteriza y que, reabierto al público en 2011, alberga reuniones entre miembros de familias que viven en México y Estados Unidos.

"La mayoría de las familias que vienen al Parque de la Amistad no tienen otro remedio para poder estar con sus seres queridos. Hay una joven que vino desde Anaheim y han pasado cuatro años desde que vio a su mamá, es la primera vez que han podido verse", relató a Efe el sacerdote John Fanestil, de San Diego.

Los manifestantes pusieron de relieve la necesidad de que el presidente Obama detengan las deportaciones a través de una orden ejecutiva, mientras el Congreso resuelve la discusión del proyecto de reforma migratoria remitida por el Senado.

"El presidente Obama tuvo como promesa de campaña que una de sus prioridades sería pasar una reforma migratoria. Lleva cinco años y no lo ha hecho", señaló Mar Cárdenas, una de las organizadoras de la jornada, quien destacó que durante el mandato del presidente se han deportado más de 2 millones de personas.

"La comunidad latina votó por ti, te ayudó a ganar porque creímos en esa promesa, y no hemos visto los resultados. Nos ha fallado", agregó la activista.

Bajo los lemas "Ni uno más" y "Dos millones son demasiados", cientos de inmigrantes, estudiantes y jornaleros, salieron ayer a las calles de las principales ciudades del país para pedir al presidente, Barack Obama, que ponga fin a las deportaciones.

Con cerca de 80 actos previstos para el día de ayer, se espera que la campaña continúe en algunas ciudades del país a lo largo de la próxima semana.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2014/04/07/piden-alto-deportaciones/7418773/