LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN


Tucson (AZ).- Dos líderes comunitarios deportados a México tras participar en un huelga de hambre anunciaron su intención de regresar mañana a Estados Unidos a través de la garita de entrada de Nogales, en Arizona.

"Mi caso de inmigración aún estaba pendiente cuando de repente me dijeron que me iban a sacar a México en medio de la noche ", dijo hoy a Efe Jaime Valdez, de 31 años de edad.

Valdez, junto con Ardani Rosales, se presentarán en la garita y solicitarán que sus casos de inmigración sean reabierto y se les conceda la libertad condicional humanitaria.

El padre de Valdez fue una de las seis personas miembros del grupo Puente que llevaron a cabo una huelga de hambre por dos semanas frente a las oficinas de Inmigración en Phoenix, Arizona, y que finalizó a principios de este mes.

El inmigrante indocumentado, junto con otros detenidos, se unieron al esfuerzo de los manifestantes poniéndose en huelga de hambre a pesar de encontrarse dentro del centro de detenciones.

"Mas de 20 personas nos rehusamos a comer, por eso nos comenzaron a regañar y decir que no podíamos hacerlo, inclusive nos castigaron y nos enviaron al "hoyo" (celda de castigo), dijo Valdez en entrevista vía telefónica desde Nogales, Sonora (México).

Aseguró, asimismo, que lo acusaron de "amenazar" a otros si no se ponían en huelga de hambre, algo que asegura es falso.

"Queremos enviar un mensaje al Presidente Barack Obama, de que una cosa son los discursos en Washington y otra cosa lo que se vive en la realidad de los centros de detención", dijo Valdez, detenido hace más de un año por la Oficina del Alguacil del Condado Maricopa, Joe Arpaio, tras una infracción de tráfico.

El activista reconoce que existe el riesgo de que pueda ser detenido y enviado nuevamente a un centro de detenciones, pero aseguró que está dispuesto a enfrentarlo todo.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2014/03/31/activistas-arizona-ingreso/7138681/