1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

SAN DIEGO, California-- La activista mexicana Elvira Arellano señaló que, tras su liberación anoche en San Diego, mantiene "firme" su compromiso de luchar por la reforma migratoria que regularice a los indocumentados en el país.

"La reforma migratoria inicia con ellas, yo voy a permanecer aquí hasta que ellas regresen con sus seres queridos", indicó a EFE, en alusión a los indocumentados que permanecen en centros de detención y a las familias que son separadas a causa de las deportaciones.

Arellano, expulsada del país en 2007 y que dos días atrás se entregó a las autoridades de inmigración en una garita fronteriza, se encuentra en libertad condicional y deberá presentarse en abril ante un juez de Chicago para dar seguimiento a su caso y lograr que su estancia en Estados Unidos sea permanente.

La activista formó parte del último grupo de personas que cruzó la frontera a través de la garita de Otay Mesa para pedir visas humanitarias o asilo político, como parte del movimiento "Bring Them Home".

Según señaló a Efe, su liberación le ha dejado "sentimientos encontrados", dado que a la felicidad que le produce reencontrarse con su familia se suma su frustración por quienes permancen en centros de detención.

Arellano participó anoche en una vigilia a las afueras de la Corte Federal en San Diego, para exigir que el resto de personas que siguen a la espera de permisos temporales sean liberados, al igual que ella y otras dos mujeres de este movimiento.

"¡No están solos, sí se puede!", exclamó la activista, junto a su hijo Emiliano de cuatro meses de nacido.

Su hijo Saúl de quince años, con ciudadanía estadounidense y quien cruzó la frontera con ella, no ocultó la felicidad de ver que su madre regresó a Estados Unidos, tras una lucha que se extendió por siete años.

"Es mucho para nosotros, quiere decir que Obama sí nos escuchó", dijo el joven activista. "No esperaba que fuera tan pronto y verla aquí en el país me hace muy feliz, yo creo que a las otras familias esto da motivación y vamos a seguir luchando", agregó.

Emma Lozano, activista y una de las líderes de la organización Familias Latinas Unidas, se refirió a Elvira como una "líder y símbolo de inmigrantes".

"Esto nos da mucha esperanza, ella va a poder ahora guiar esta lucha como ella siempre lo ha hecho, para presionar a Barack Obama y que pare las deportaciones. Su argumento de que no puede hacerlo no es válido", señaló.

Lozano, quien se hizo cargo de Saúl mientras Elvira estuvo detenida, pidió al mandatario que analice los casos de este grupo de alrededor de 150 inmigrantes y que se les brinde un permiso temporal que les otorgue una oportunidad de "ajustar su estatus".

El caso Arellano, nombrada "Persona del Año" por la revista TIME en 2006, acaparó la atención de medios del mundo, tras refugiarse en una iglesia de Chicago durante un año con el fin de evitar su deportación, aunque finalmente fue expulsada del país en Los Ángeles.

Con Arellano, fue liberada también Mónica Mejía, quien ahora regresará a Arizona, lugar que dejó hace tres años al sentirse hostigada por las prácticas antiinmigrantes que percibió en dicho estado.

"Nosotros merecemos regresar con nuestra familia y que nuestros hijos, que son de este país, tengan un mejor futuro", declaró.

Los activistas concentrados cerca a la Corte Federal de San Diego convocaron a una protesta que se realizará el próximo 27 de marzo en la plaza federal de Chicago, donde marcharán hasta las oficinas del Departamento de Seguridad Interna junto al congresista Luis Gutiérrez.

1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2014/03/24/elvira-arellano-reforma-migratoria/6827465/