2 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN


Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

San Diego (CA) .- El primer grupo de los cerca de 150 personas se entregó a las autoridades migratorias en el cruce fronterizo de Otay Mesa (California) solicitando visas humanitarias y asilo político, siguiendo el ejemplo marcado en 2013 por los "soñadores" conocidos como Dream9.

Alrededor de 40 personas, encabezados por estudiantes indocumentados que vestían una toga y birrete de graduación, se presentaron en la garita de Otay Mesa con el objetivo de regresar a su casa en Estados Unidos, donde los espera su familia.

"Aquí empieza la reforma migratoria", iban exclamando mientras se acercaban al cruce fronterizo.

Lucero Acosta Flores llegó a Tijuana desde Morelos y se dirige a Nueva York con su familia.

A unos pasos de la frontera, la joven manifestó sentirse "muy emocionada, con mucho nervio", y adelantó que está preparada para enfrentar el proceso legal que le permita regresar a casa con los suyos.

"Vamos de una forma legal, queremos estar con nuestra familia y no tenemos miedo", declaró.

Otras personas dijeron haber escuchado de este movimiento a través de las redes sociales y decidieron unirse este lunes al grupo.

Martín Sustaita, originario de Guanajuato vivió en San José, California, en donde tiene un negocio de grúas, desde 1984.

Para tramitar su "green card", le hicieron ir a Ciudad Juárez en México y una vez allá, le impidieron regresar a Estados Unidos.

Con lágrimas en los ojos, señaló que únicamente quiere volver con su esposa y sus tres hijas.

"Estar lejos de la familia no es vida", declaró. "Esto es injusto, si me van a arrestar, lo prefiero a estar lejos de mi casa", agregó.

Esta es la tercera vez que se realiza una acción del movimiento "Bring Them Home" (Tráiganlos a Casa). Anteriormente jóvenes soñadores se entregaron a las autoridades en Arizona y Texas, donde algunas personas ya lograron tramitar su solicitud de asilo.

Del lado norteamericano, un grupo de 100 personas presionaban a las autoridades con gritos desde el puente peatonal de la garita de Otay, para que permitieran el paso del grupo de inmigrantes.

Elizabeth Lara, espera a su padre quien forma parte de la multitud que cruzará desde Tijuana, y al cual no ve en tres años desde que fue deportado.

"Yo quiero que regrese, él merece la oportunidad de estar con mi familia, con mis hermanos", comentó.

"Platiqué con él antes de que llegara a la garita, le dije que todo va a estar bien, que pronto estará con nosotros", agregó visiblemente conmovida.

Benjamín Prado del Comité de Amigos Americanos, señaló que estas medidas responden al aumento de deportaciones del Gobierno del presidente Barack Obama.

"Son acciones de estas familias que han sido desamparadas producto de las políticas migratorias injustas y que ahora quieren volver a reunirse", declaró.

"Esto indica que la comunidad está enfadada por la falta de voluntad política por una reforma migratoria", agregó.

El cruce fronterizo estuvo resguardado por elementos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), quienes dividieron el paso, entre el grupo de inmigrantes y aquellos turistas o residentes que pretendían cruzar de manera habitual.

Durante la entrega, el grupo de 40 personas, presentó sus documentos y las identificaciones que tenían y luego las autoridades iniciaron a procesar sus respectivos casos.

Se anticipa que serán trasladados a un centro de detención, desde donde se iniciará el trámite solicitado.

Alex Aldana, organizador e integrante de la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes (NIYA), explicó que en próximos días cruzarán los siguientes grupos de personas, que en total conforman 150 inmigrantes que provienen de distintos estados de México.

2 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/noticias/2014/03/10/sonadores-frontera-mexico/6271301/