LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Tres activistas que realizaban una protesta y huelga de hambre para pedir un alto a las deportaciones frente a las oficinas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) fueron arrestados por elementos de la policía de Phoenix la madrugada del miércoles.

Carlos García, líder del movimiento PUENTE, Erika Andiola, activista a favor de los Dreamers de Arizona, y Rachel Soltis, participante de la huelga de hambre, fueron sometidos por agentes de la policía de Phoenix y enviados a la cárcel de la 4 Avenida.

Los detenidos enfrentan cargos de traspasar una línea que indica el fin de la acera pública. Previo a la detención, la mañana y tarde del martes habían sido amenazados por oficiales de la policía con ser arrestados si no se retiraban del lugar donde han permanecido acampando desde hace nueve días.

Contacte al reportero: samuel.murillo@lavozarizona.com