Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Desde hace 11 años, los mexicanos estaban esperando el regreso de la liga, algo que ocurrirá este lunes en el Estadio Azteca con el partido Texans vs. Raiders

CIUDAD DE MÉXICO - México escribirá un capítulo especial de su larga relación con el fútbol americano cuando los Raiders de Oakland enfrenten el lunes a los Texans de Houston en el primer partido de la NFL en este país en 11 años.

Para los mexicanos, la pasión por el fútbol americano compite con otros deportes como el fútbol, el boxeo y la lucha libre. Cada sábado, decenas de equipos practican el deporte a lo largo y ancho del país donde existen dos ligas universitarias que en su máxima categoría albergan 36 equipos, además de otras ligas que incluyen a clubes privados.

“Estamos planeando ir al partido y apoyar con todo a los Raiders”, dijo Gabriel Anaya, quarterback de los “Raiders de Arboledas”, un equipo juvenil de entre 15 y 18 años de edad que usa los mismos colores y logo gracias a un permiso especial de la franquicia de Oakland. “Muchos jugadores están en el equipo desde pequeños y son aficionados de Raiders y ya te imaginarás que están muy emocionados”.

La NFL lleva ocho años promoviendo el deporte a nivel de las escuelas primarias, y la liga calcula que 2,5 millones de niños en 6.500 equipos jugaron el deporte en 27 de los 32 estados del país, dijo Arturo Olive, director de la oficina de la NFL en México.

Olive dijo que en México hay unos 25 millones aficionados de la NFL, la máxima cifra en el mundo después de Estados Unidos. Hasta 10 partidos son transmitidos por televisión cada semana, más que incluso de la liga nacional de fútbol.

El fútbol americano llegó a México en 1896, cuando estudiantes mexicanos regresaron al país luego de estudiar en universidades estadounidenses, indicó Alejandro Morales, un historiador del deporte y fundador del Salón de la Fama del fútbol americano en México. El primer partido se realizó ese año en la ciudad de Jalapa entre estudiantes y sus amigos ante un equipo de marineros estadounidenses que estaban de paso en el puerto de Veracruz.

Tras ese partido, el deporte fue creciendo entre clubes privados hasta que llegó a la universidad estatal, UNAM, en la década de los 20. Treinta años más tarde el deporte se jugaba en casi todas las universidades y su popularidad fue tal que el estadio Olímpico México de la UNAM fue usado durante su primera década de vida casi exclusivamente para el fútbol americano, recordó Morales.

“En ese entonces los dos deportes (fútbol y fútbol americano) eran muy populares, yo diría que más el ‘americano’ que se robaba las portadas de los diarios”, dijo Morales. “Pero hay que recordar que uno (americano) era jugado en universidades que no tienen fines de lucro y lo único que quiere es formar buenas personas. El otro es un negocio dirigido por profesionales y eventualmente se volvió el más popular”.

Ese fervor no pasó desapercibido para la NFL, y el 5 de agosto de 1978, ante unos 30.000 aficionados, los Saints de Nueva Orleans vencieron en un partido de pretemporada 14-7 a los Eagles de Filadelfia en el estadio de la Ciudad de los Deportes, hoy estadio Azul.

La NFL regresó 16 años más tarde cuando los Oilers de Houston enfrentaron a los Cowboys de Dallas en el estadio Azteca, el primero de seis American Bowls realizados en México, el último de ellos en el 2001 cuando los Raiders jugaron ante los Cowboys en el mismo escenario.

El primer partido de temporada regular fuera de Estados Unidos y Canadá también se jugó en México en 2005, cuando los Cardinals se midieron ante los 49ers ante 103,467 aficionados, para entonces un récord de asistencia para la NFL.

Desde hace 11 años, los mexicanos estaban esperando el regreso de la liga.

“Mi abuelo decía que hay que estar en la parada del camión para estar listo cuando pase”, dijo Olive. “Nosotros lo estábamos, y ahora tenemos el compromiso de que el partido sea un éxito”.

Uno de los obstáculos para el regreso de la NFL al país era la falta de un estadio que se adecuara a los requerimientos de la liga. El estadio Azteca tenía planeada una renovación como parte de los festejos por el centenario del club América, y sus dirigentes vieron la oportunidad de adecuarse a lo que pedía la NFL para traer de vuelta al fútbol americano.

El Azteca ahora tiene nuevos vestuarios, hechos específicamente para equipos de fútbol americano e independientes a los que ya existían para el fútbol. Además, se construyeron nuevos palcos, rampas adicionales y se mejoraron los sistemas de comunicación.

La inversión fue de 12 millones de dólares y la capacidad se redujo de 100.000 a 84.000 aficionados.

“Veremos a un estadio en inmejorables condiciones, se han hecho un gran trabajo”, añadió Olive. “Es un escenario maravilloso para recibir a este juego”.

Y para que los mexicanos muestren una vez más su devoción por el fútbol americano.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/mexico/2016/11/17/mxico-exhibe-su-pasin-por-el-ftbol-americano/94027020/