LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

MÉXICO- El subprocurador mexicano de Derechos Humanos, Eber Betanzos, viaja el lunes a Innsbruck (Austria) para recoger los resultados de las pruebas genéticas realizadas a los restos recuperados en el basurero de Cocula donde, según la versión oficial, los 43 estudiantes de Ayotzinapa fueron incinerados.

Betanzos detalló a Radio Fórmula que el martes recibirá los resultados de los estudios practicados por el Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Innsbruck y en los próximos días los dará a conocer a los padres de los 43 jóvenes desaparecidos en 2014.

"Yo solamente voy a recoger un sobre cerrado con resultados, los traigo y aquí serán abiertos", indicó Betanzos.

Será el jueves cuando se acordará con las otras partes implicadas en el caso, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EEAF), el grupo de expertos de la CIDH y los familiares de las víctimas-, la apertura en presencia de todos del sobre con los resultados de Innsbruck, dijo.

Y es que el subprocurador viajará de Austria a Washington (EE.UU.) para asistir a una audiencia pública de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la que se tratará, entre otros temas, la desaparición de los jóvenes en Iguala, en el sureño estado de Guerrero, el 26 de septiembre de 2014.

A través de los restos recuperados por la Fiscalía mexicana en una bolsa del Río San Juan, cercano al basurero de Cocula, la Universidad de Innsbruck identificó en diciembre de 2014 a uno de los 43 estudiantes, Alexander Mora.

Meses más tarde, el mismo laboratorio halló indicios en estos mismos restos del estudiante Jhosivani Guerrero, si bien otros expertos afirmaron que la coincidencia genética no permitía determinar si se trataba del joven.

"En términos de lo que nos indicará como resultados, recordemos que hay sobre eso una primera entrega que se refiere a cuestiones de ropa que fueron llevadas y otros que son restos para una posible identificación", agregó hoy el subprocurador.

Betanzos también habló de los resultados presentados el viernes pasado del nuevo peritaje elaborado por expertos independientes en fuego, según el cual hubo un incendio "controlado de grandes dimensiones" en el basurero y al menos 17 personas fueron quemadas allí.

Señaló que no se incumplió el acuerdo de confidencialidad firmado entre las partes porque tanto la fiscalía como el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) designados por la CIDH fueron notificados a la vez sobre el informe.

Tanto los padres como el GIEI criticaron al Gobierno por divulgar públicamente los resultados del estudio de fuego sin informar previamente a los familiares de las víctimas, vulnerando un convenio en ese sentido.

El GIEI acusó a la fiscalía de tomar "decisiones unilaterales" y consideró "roto el acuerdo de trabajo sobre el tema del basurero", mientras que los padres consideraron que el nuevo estudio "no es creíble" y piden "una verdad científica en donde participen todos los expertos".

En tanto, los forenses argentinos señalaron que el nuevo peritaje no es concluyente y destacaron que por el momento no hay evidencia "sobre a quién pueden corresponder los restos humanos recuperados en el basurero de Cocula, ni cuándo fueron depositados en dicho lugar".

Por ello, pidieron a los seis expertos que realizaron el estudio que "amplíen" sus conclusiones, porque aunque es "indudable" que en el vertedero hubo eventos de fuego, no pudieron asegurar que correspondan a la noche del 26 de septiembre, cuando presuntamente los jóvenes fueron incinerados por el cártel Guerreros Unidos.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/mexico/2016/04/04/laboratorio-de-innsbruck-entregar-resultados-genticos-del-caso-ayotzinapa/82617022/