LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

MÉXICO, D.F.--.- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, efectuará una visita oficial a Washington los días 5 y 6 de enero durante la cual abordará con su homólogo estadounidense Barack Obama "los temas prioritarios de la agenda bilateral", indicó el lunes la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Durante la visita, que se realizará en respuesta a una invitación que Obama hizo a Peña Nieto, ambos presidentes "revisarán los logros alcanzados en 2014 y fijarán los compromisos para 2015", señaló la institución en un comunicado.

"En este encuentro se renovarán los esfuerzos de ambos países para fortalecer los mecanismos de cooperación existentes, a fin de favorecer la colaboración bilateral en sectores estratégicos", apuntó.

De acuerdo con el boletín, Peña Nieto tendrá una reunión privada con Obama y, en paralelo, se llevará a cabo un encuentro ministerial entre delegaciones de ambos países para trabajar en temas de interés mutuo, que incluyen seguridad, migración, educación y ciencia y tecnología.

Además, el mandatario mexicano asistirá a un almuerzo de trabajo en que se abordarán temas económicos, y participará en una ceremonia de colocación de ofrenda floral en la Tumba del Soldado Desconocido, añadió la SRE.

En el marco de la visita se efectuará una reunión ministerial del Diálogo Económico de Alto Nivel, cuyo objetivo es dar seguimiento a los acuerdos en materia económica y definir la agenda de trabajo del año que se inicia, puntualizó.

La comitiva mexicana estará integrada por los secretarios de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade; Gobernación, Miguel Ángel Osorio; Hacienda, Luis Videgaray; Economía, Ildefonso Guajardo, y Energía, Pedro Joaquín Coldwell, así como por el procurador general (fiscal), Jesús Murillo, y el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, Eugenio Ímaz, entre otros.

La cancillería destacó que Estados Unidos es el principal socio comercial de México al ser el destino de 77 % de las exportaciones del país latinoamericano y el origen de casi 50 % de sus importaciones.

La Casa Blanca divulgó el 12 de diciembre pasado que Obama recibirá a Peña Nieto el martes 6 de enero y que durante el encuentro "ambos enfatizarán la importancia de expandir el diálogo y la cooperación en temas económicos, de seguridad y sociales, y subrayarán los profundos lazos culturales y de amistad" entre ambos países.

En una entrevista a la cadena de habla hispana Telemundo, Obama dijo el 9 de diciembre que Estados Unidos había ofrecido ayuda a México para esclarecer el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre, un hecho del que dijo que "no tiene cabida en una sociedad civilizada".

"Hemos ofrecido asistencia para descubrir exactamente qué pasó, nuestras capacidades forenses, nuestra capacidad de llegar al fondo de lo que pasó", dijo el presidente estadounidense, y añadió que es importante ayudar a México a "fortalecer su sistema de justicia penal y capacidades investigadoras".

El viernes pasado, el subsecretario mexicano de Relaciones Exteriores para América del Norte, Sergio Alcocer, quien formará parte de la comitiva de Peña Nieto en Washington, confirmó en rueda de prensa que México aceptó el ofrecimiento estadounidense de asistencia en el caso de los estudiantes.

"Se aceptó el ofrecimiento que hiciera el Gobierno de Estados Unidos de apoyar con personal del FBI, específicamente dirigido al tema de la interpretación del ADN y el ordenamiento de la información alrededor de esto", señaló.

Argumentó que "el Gobierno mexicano está molesto, indignado por lo sucedido, algo calificado de barbarie, y hemos contado con la cooperación de países como Austria y Argentina, además de ofrecimientos de otros como Chile y Estados Unidos, que agradecemos".

"En este sentido, lo que se comentará en Washington será justamente con el propósito de externar la preocupación por parte del Gobierno mexicano de un fenómeno de violencia, que no únicamente se circunscribe a nuestro país", puntualizó.

La desaparición de los estudiantes el 26 de septiembre en el municipio de Iguala, estado sureño de Guerrero, a manos de policías locales y miembros del crimen organizado, ha provocado una ola de protestas en México y una grave crisis de credibilidad para el Gobierno de Peña Nieto.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/mexico/2015/01/05/pena-nieto-obama/21279651/