LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

México, DF.- El Gobierno mexicano lamentó que la crisis generada por la desaparición de estudiantes en Iguala, estado sureño de Guerrero, generó una "cortina de crispación" que impide ver los avances en materia de seguridad en todo el país.

"Los sucesos de Iguala han lastimado a la sociedad y a las familias (...) pero también han lastimado al Gobierno, ya que han tendido una cortina de crispación y descontento social que dificulta el reconocimiento de logros alcanzados, particularmente en materia de seguridad", dijo el comisionado nacional de seguridad, Monte Alejandro Rubido.

En una ceremonia para entregar reconocimientos a la Policía Federal, el comisionado indicó que se deben ver los avances más allá de la coyuntura, y subrayó que en entre enero y noviembre de 2014 los principales delitos "registraron una disminución verdaderamente alentadora",

Precisó que el homicidio doloso bajó 15 % en los primeros 11 meses de este año respecto al mismo período del año pasado.

"El robo cayó 11 %, el robo a transeúnte en más de 17 % y los delitos que más afectan a las familias, el secuestro 15 % y la extorsión en más de 28 %", indicó.

Asimismo, recordó que según las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en 2013 se redujeron en más de 11 % las cifras de defunciones por homicidios violentos, mientras que la percepción de la efectividad de la Policía se elevó de 58 % a 63 %.

Rubido aseguró que el Gobierno también ha trabajado intensamente "ante los infaustos hechos de Iguala" para responder a la demanda de justicia de los padres de los estudiantes del magisterio desaparecidos el 26 de septiembre a manos de policías corruptos y miembros del crimen organizado.

Aseguró que fue el Gobierno el que arrestó a los policías de Iguala y de Cocula que agredieron y detuvieron a los estudiantes, además de que aprehendió a los autores intelectuales y al líder del cártel Guerreros Unidos y a la célula de esa agrupación que recibió a los jóvenes y presuntamente los asesinó.

Por su parte, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, afirmó en el mismo evento que lo ocurrido en Iguala "no debe hacer que la Policía Federal, que las instituciones federales bajen la guardia".

Señaló que este es el momento de instrumentar las grandes reformas que se aprobaron los dos últimos años para ofrecer mejor educación, préstamos en los bancos para toda la población y costos más bajos en telecomunicaciones y energía.

Osorio aseguró que estas reformas han afectado algunos intereses y quitado privilegios para unos cuantos, y éstos han reaccionado y "en estos momentos de dolor" buscan el desconcierto y la violencia.

Entre los señalados implícitamente se encuentran grupos de maestros alineados con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que mantienen una férrea oposición a la reforma educativa y que han estado detrás de las protestas por la desaparición de los estudiantes.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/mexico/2014/12/24/mexico-violencia-ayotzinapa/20878563/