Como el juego del "teléfono descompuesto", la voz se va corriendo y se va distorsionando cada vez más, dando esperanzas falsas a los migrantes que arriesgan sus vidas para cruzar la frontera con sus hijos pequeños a fin de huir de la pobreza y de la inseguridad en sus países.

7 4 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN


REYNOSA, México— La mujer hondureña está desesperada por saber si son ciertos los rumores de que podrá quedarse a vivir en Estados Unidos porque lleva consigo a su hijita de 2 años.

En un albergue para inmigrantes al otro lado de McAllen, Texas, Jennys Aguilar Cárdenas, de 27 años, ha escuchado rumores de que a las madres con bebés se les deja en libertad, y de que a los niños se les permite ir a sus familiares en Estados Unidos.

Como el juego del "teléfono descompuesto", la voz se va corriendo y se va distorsionando cada vez más, dando esperanzas falsas a los migrantes que arriesgan sus vidas para cruzar la frontera con sus hijos pequeños a fin de huir de la pobreza y de la inseguridad en sus países.

En realidad, no hay cambio alguno en la ley de inmigración. Pero en la práctica, la cantidad de familias con niños que entran ilegalmente en Estados Unidos desde Centroamérica es tan grande que no hay lugar donde alojarlos durante su proceso.

En el único albergue para familias del país, una sede en Pennsylvania con capacidad máxima para 85 personas, a los migrantes simplemente se les deja ir con órdenes de acudir a una oficina de inmigración en una fecha posterior.

No se sabe a ciencia cierta cuántas personas están acatando la orden. Un portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas dijo que la agencia no poseía los números.

Pero a medida que corre el rumor en Honduras, Guatemala y otros países, aumenta la cantidad de migrantes que vienen con sus hijos.

El Departamento de Seguridad Nacional no ha divulgado cuántas de las llamadas "unidades familiares" ha procesado este año. Las autoridades, sin embargo, sí han reportado un aumento significativo de los niños que son detenidos tratando de cruzar la frontera sin ningún adulto que los acompañe.

Agentes de la Patrulla Fronteriza en el extremo sur de Texas, al frente de Reynosa, detuvieron a más de 160.000 migrantes entre octubre del 2013 y mayo del 2014, un aumento de aproximadamente 70% en comparación con el mismo período el año previo.

Casi una tercera parte de los detenidos — 47.000 — eran niños que viajaban solos. La semana pasada el presidente Barack Obama calificó el fenómeno como "una situación humanitaria de gran urgencia" y pidió al Congreso fondos adicionales para alojar a los pequeños en dos bases militares.

El aumento en las detenciones ocurre en momentos en que Obama está bajo intensa presión política, no sólo para reformar las leyes de inmigración, sino para reforzar la frontera. Legisladores republicanos han dicho que el aumento de niños migrantes se debe a la falta de voluntad para vigilar bien el área fronteriza. La Patrulla Fronteriza reconoce que dejar en libertad a las familias origina inconvenientes, y en un documento del 30 de mayo el subdirector Ronald Vitiello destacó que tales medidas equivalen a "incentivos para que otros hagan lo mismo".

7 4 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/mexico/2014/06/06/familias-emigran-asilo/10099081/