¿Cómo reestructurará el nuevo sheriff una agencia criticada por dirigir acciones contra los inmigrantes y crear una cultura de crueldad en las cárceles?

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

PHOENIX - El jefe policial Joe Arpaio acaparó titulares de prensa y se volvió figura política nacional con sus prácticas fuera de lo convencional y que suscitaron divisiones: recluir a presos en carpas, obligarlos a utilizar ropa interior de color rosa, encabezar acciones contra la inmigración ilegal e investigar el certificado de nacimiento del presidente Barack Obama.

La derrota en los comicios el pasado 8 de noviembre de quien ha sido mucho tiempo el jefe de la policía de la zona metropolitana de Phoenix suscita interrogantes sobre si su sucesor, Paul Penzone, dará continuidad a esas medidas controvertidas y cómo reestructurará una agencia criticada por dirigir acciones contra los inmigrantes, crear una cultura de crueldad en las cárceles bajo su control y servir a la autopromoción política de Arpaio.

Penzone, sargento retirado de la policía de Phoenix, asumirá el cargo en enero en medio de la incertidumbre nacional sobre la situación de los inmigrantes y los temores dentro de la comunidad hispana después del triunfo presidencial de Donald Trump.

Penzone dijo que suspenderá la investigación de Arpaio sobre el certificado de nacimiento de Obama y eliminará las prácticas que considere como artificios de propaganda del jefe policial.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Sin embargo, está interesado en mantener algunos procedimientos distintivos de Arpaio, como la utilización de patrullas de voluntarios que ayuden en operaciones de la agencia a fin de que los agentes estén libres para el desempeño de sus labores policiales.

A continuación algunos de los desafíos que enfrenta Penzone cuando asuma como jefe policial:

———

PRISIONES

A principios de su periodo como jefe policial que se ha extendido dos décadas, Arpaio se volvió popular entre los electores por encarcelar a reclusos en tiendas militares al aire libre bajo el intenso calor del verano en Phoenix, obligarlos a que lleven ropa interior rosa y utilizarlos para que efectúen trabajos con varios de ellos encadenados a la vez.

Pensone dijo que eliminará lo de la ropa interior rosa al considerarla una artimaña carente de beneficio para los contribuyentes.

Dijo que está dispuesto a cerrar la cárcel Tent City (Ciudad de Carpas) pero la decisión amerita mayor evaluación.

Penzone tiene previsto reducir considerablemente la utilización de presos encadenados para hacerlo sólo en algunos lugares, como parques.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

———

COMBATE A LA INMIGRACIÓN

Penzone no tiene planes de reanudar las operaciones antiinmigrantes que convirtieron a Arpaio en una figura importante en las discusiones nacionales relacionadas con la zona fronteriza del país. Incluso si el próximo jefe policial quisiera reanudarlas, los tribunales han prohibido a ese cargo que efectúe labores policiales contra los inmigrantes.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

———

RECONSTRUIR LA CONFIANZA

Quizá el desafío más difícil para Penzone es restaurar la confianza de la comunidad hispana hacia la oficina del jefe de la policía.

La relación se dañó debido a las decenas de acciones antiinmigrantes que Arpaio efectuó durante años, lo que derivó en que hispanos testigos de delitos evitaran cooperar con la policía.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2016/11/17/paul-penzone-desafios/94016208/