Asume el reto de estabilizar a Friendly House

El nuevo presidente Martin Quintana espera traer estabilidad en medio de las dificultades que enfrenta Friendly House.

Share This Story
Correo electrónico
Comment

Traer estabilidad y avanzar en la misión de Friendly House son dos metas claves para el nuevo CEO y presidente de la organización Martin Quintana, quien asumió en noviembre la dirección de una de las instituciones latinas de servicios comunitarios más antigua de Phoenix.

Con el reciente nombramiento de Quintana, Friendly House espera salir de una mala racha de problemáticas internas que llevaron a una salida abrupta en junio pasado del ex presidente Mark Mazón, quien demandó a la organización.

Además, desde la partida de Mazón, cuatro empleados con puestos de liderazgo han salido de Friendly House y siete miembros de la Junta Directiva también desistieron de sus cargos. Algunos se les terminó su mandato en la mesa directiva pero otros se fueron por diversas razones.

Quintana expresó en una entrevista con LA VOZ que su meta es crear nuevas vías de financiamiento e impulsar los programas de Friendly House, que opera con un presupuesto anual de alrededor de 8 millones de dólares.

“Quiero salir adelante y lograr que crezcan los programas”, dijo Quintana, oriundo de San Luis, Sonora. “Cuando le mostremos [al público] a cuanta gente servimos, y lo exitosos que nuestros programas han sido, eso es más importante que lo que ha pasado”.

Inestabilidad en el liderazgo

Desde que Quintana asumió la dirección, salieron de Friendly House el ex Jefe Financiero, Joseph Posada, la ex Jefe de Operaciones, Leticia De La Vara y la ex Directora de Desarrollo Administrativo, Patty Arreguin-Garcia.

Quintana dijo que nadie ha asumido sus cargos, pues está evaluando cuales son las necesidades que requiere en su equipo ejecutivo. Dijo que también salió el director de Recursos Humanos, pero ya se nombró un remplazo.

En los últimos seis años, Quintana es el séptimo presidente de Friendly House de manera permanente o interina.

La inestabilidad en el liderazgo apunta a problemas dentro de la organización, pero Quintana aseguró que él se ha encargado de destacar que el rendimiento de los programas de Friendly House no han flaqueado a pesar de los problemas internos.

“Para mí, los muchos servicios que proveemos son la parte más importante de lo que Friendly House hace”, dijo Quintana.

Los dos últimos presidentes permanentes han permanecido por menos de dos años en su puesto, pero Quintana dijo que tiene planes a futuro con Friendly House.

“Estoy aquí para el largo plazo. He estado en el mundo de [las organizaciones] sin fines de lucro por 17 años y es una carrera que disfruto mucho”, añadió Quintana y dijo que le llenaría de mucha satisfacción continuar ejerciendo su profesión en esa industria.

 

Un estudiante de kinder de la escuela chárter Academia del Pueblo, adeministrada por Friendly House. (Foto: Mark Henle / The Arizona Republic)

Antes de llegar a Friendly House, Quintana fungió como Jefe de Finanzas, de Desarrollo Económico y de Operaciones para Chicanos Por La Causa (CPLC, por sus siglas en inglés).

Friendly House es una institución que admira por el gran impacto que ha tenido en la comunidad a través de los años, dijo Quintana.

Friendly House fue establecida en 1920 y desde ese entonces ha ofrecido servicios para ayudarles a los nuevos inmigrantes en Arizona a adaptarse a sus nuevas vidas. La organización provee varios programas de educación, inmigración, capacitación de la fuerza laboral y servicios familiares y administra la escuela charter Academia del Pueblo (con cursos de kinder a secundaria).

En total, dijo Quintana, Friendly House atiende a alrededor de 10 mil personas al año.

Un litigio vigente

En octubre del 2015, el exdirector ejecutivo Mark Mazón entabló una demanda con Friendly House alegando que fue despedido de manera ilegítima y que debía ser restituido.

Mazón alega que el directorio de la agencia no observó sus propios estatutos y procedimientos cuando se reunieron el 30 de junio del 2015 y votaron para rescindir su contrato.

Además, Mazón, quien asumió el puesto ejecutivo en enero del 2014, hizo las siguientes acusaciones en contra de la ex presidenta de la Junta Directiva, Rachel Villanueva:

“Villanueva maliciosa e intencionalmente, y sin causa justa y con deliberada intención de herir a Mazón, causó y conspiró para ocasionarle desgracia, humillación y dolor y el despido de su posición de CEO y presidente de Friendly House”, detalla uno de los documentos de la demanda presentada por Mazón.

Villanueva cumplió su límite de años que puede servir en la Junta de Friendly House y ya no forma parte de la mesa directiva, dijo Quintana.

Quintana añadió que la organización espera llegar a un acuerdo legal en el litigio, pero declinó a dar detalles sobre cómo financiará Friendly House el posible acuerdo porque no puede divulgar información sobre las negociaciones legales.

Daniel Ortega, abogado de Mazón, confirmó que se está “tratando de llegar a un acuerdo justo y razonable”.

Aparte de Villanueva, otros seis miembros salieron de la junta directiva por diversas razones, que en diciembre del 2015 estaba comprendida de 12 miembros.

Los actuales miembros de la Junta Directiva de Friendly House son: Dennis Estep, Lourdes Sierra, Ruger Fontes, Cheryl Mahoney, Roxanne Wingate y los nuevos partícipes Anthony Aguilar, Roy Herrera y Ben Kriegsfeld.

Estep, actual presidente de la mesa directiva, dijo estar entusiasmado con la nueva directriz de Friendly House y seguro de que Quintana es el líder que la organización necesita.

“La experiencia en la junta que hemos tenido con Martin ha sido muy positiva y colaborativa”, dijo Estep, quien lleva tres años con Friendly House. “Nos vamos a enfocar en salir adelante y en cómo podemos crecer nuestra huella en la comunidad”.

En los cuatro meses que Quintana lleva al mando de Friendly House se ha encargado de conocer más a fondo los programas y de buscar nuevas formas de financiar la institución sin fines de lucro.

En el 2020, la organización celebrará su aniversario número 100, y la expectativa de Quintana es mantenerse al mando de Friendly House para festejar este hito, expresó.

Estep añadió que con el aniversario que se aproxima, la junta quiere posicionar a la institución en el éxito para celebrar el legado de Friendly House.

“Nuestra visión es convertirnos en proveedor líder en educación, servicios familiares y desarrollo de la fuerza de trabajo”, compartió Estep.

 

Friendly House ofrece clases ciudadanía estadounidense, clases de GED, de servicios migratorios, asesoría para conseguir empleo, servicios de desarrollo de la fuerza laboral y servicios de cuidado en el hogar. (Foto: Cortesía Friendly House)

Contacte a la reportera: laura.gomez@lavozarizona.com

Twitter: @Laura_GomezRod

Share This Story
Correo electrónico
Comment