El sumo pontífice será recibido por fieles mexicanos sumamente entusiasmados y emocionados por ver con sus propios ojos no solo a uno de los pontífices más carismáticos de los últimos tiempos, sino también al primer papa hispano

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Cuando el papa Francisco llegue a la Ciudad de México el viernes, en su primera visita a México como pontífice, será recibido por fieles mexicanos sumamente entusiasmados y emocionados por ver con sus propios ojos no solo a uno de los pontífices más carismáticos de los últimos tiempos, sino también al primer papa hispano.

Pósters del papa con su sonrisa sarcástica han aparecido en las paradas de autobús y en edificios estatales cerca del centro de la Ciudad de México, la capital del segundo país católico más grande del mundo.

Y aquellos que no tengan entradas para asistir a alguno de los eventos oficiales del papa durante su visita de cinco días harán fila en las calles varias millas con la esperanza de alcanzar a ver al líder de mil millones 200 mil católicos en el mundo.  Entre las personas que harán fila para ver al pontífice se encontrarán cientos de latinos de los Estados Unidos que viajarán a México, incluidas 45 personas que irán en bus de Phoenix, Arizona, para participar de esta ocasión histórica.

Uno de los momentos memorables del viaje del papa será la misa que oficiará en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, uno de los lugares más sagrados en México, un país donde aproximadamente el 81 % de los 123 millones de habitantes del país se identifican como católicos.

"Todo México está listo para darle la bienvenida", expresó Paz Escalante Vazquez, de 73 años, que vive en la Ciudad de México.  "Va a ser hermoso, hermoso, hermoso"
Se espera que más de dos millones de personas van a tratar de ver al papa en la Ciudad de México.

Los organizadores han pedido que los devotos iluminen con sus celulares la ruta de 12 millas que recorrerá el pontífice en su papamóvil desde aeropuerto de la Ciudad de México hasta la sede diplomática del Vaticano.

El sábado también se prevé que habrá una muchedumbre de devotos en la ruta hacia la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, donde el papa Francisco celebrará misa.

La ruta pasa por Paseo de la Reforma, un boulevard importante que atraviesa el corazón de la Ciudad de México.

Escalante Vazquez, católica, espera salir de prisa del hotel donde trabaja, justo a una cuadra de Reforma, para alcanzar ver al papa mientras pasa.

"¿No sería fantástico si al pasar dijera, 'Deténgase. Me voy a bajar aquí'?", dijo Escalante Vazquez. "Sería la persona más afortunada del mundo".

FOTOS: México se prepara para visita del Papa Francisco

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

El papa, de quien se espera dé una combinación de discursos pastorales y políticos, alabe a los pobres y marginados y condene a su vez el tráfico de drogas, la brutalidad de los cárteles y la violencia contra la mujer, usará a la Ciudad de México como base para viajar a varios lugares del país.

Tras su llegada, el pontífice recibirá la bienvenida del presidente mexicano Enrique Peña Nieto en el Palacio Nacional el sábado en la mañana y luego se reunirá con los obispos católicos en la catedral de la ciudad antes de oficiar una misa en la Basílica de Guadalupe.

El domingo, el papa viajará en helicóptero para celebrar una misa en Ecatepec, un suburbio con una gran población de clase trabajadora en el estado de México justo a las afueras de la Ciudad de México. Por lo menos 39 mujeres han sido asesinadas en Ecatepec desde que el gobierno emitiera una "alerta sobre la violencia de género" el pasado mes de julio para advertir al público que las mujeres estaban siendo asesinadas sistemáticamente, de acuerdo con el Proceso, una revista mexicana.   Se han emitido alertas similares en 11 municipalidades del país.

El papa volará al estado de Chiapas el lunes y oficiará una misa en un centro deportivo en San Cristobal de Las Casas. Chiapas tiene la población indígena más grande de todos los estados en México y es donde ocurrió el levantamiento Zapatista armado en 1994 que exigió derechos para los indígenas.

También es el estado menos católico debido a que los indígenas han abandonado el catolicismo y han sido incorporados por los protestantes evangélicos, manifestó Andrew Chesnut, catedrático de religión en Commonwealth University.

"Si existe un sector que ha estado abandonando el catolicismo ha sido el indígena", dijo Chesnut.

FOTOS: Moneda conmemorativa a la visita del Papa Francisco a México

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Chiapas también es el estado más pobre de México.

"Esa es otra razón para viajar a Chiapas", comentó  Chesnut.

Asimismo, es el punto de entrada principal de los emigrantes que escapan de la pobreza y violencia de los países centroamericanos de Guatemala, El Salvador y Honduras con la intención de llegar a los Estados Unidos.  El gobierno mexicano ha tomado medidas enérgicas contra los inmigrantes centroamericanos arrestándolos y deportándolos, lo que suscitó la crítica de las organizaciones de los derechos humanos.

El pontífice también viajará el martes a Morelia, la capital de Michoacan, que en los últimos años se ha convertido en el epicentro de la guerra contra  el narcotráfico en el país.

En el último día de su visita, el papa viajará a la frontera mexicoamericana donde oficiará misa al aire libre el miércoles en el Estadio Benito Juarez en Juarez enfrente de El Paso, Texas. Juarez es también infame por la violencia que generan los cárteles de las drogas.  Se supone que el papa dirá una oración cerca de las orillas de Rio Grande, el río que separa a México y los Estados Unidos, por los miles de inmigrantes que han fallecido a lo largo de la frontera al tratar de cruzarla de manera ilegal.

Según consta, funcionarios del gobierno mexicano han indicado que desplegarán más de 10,000 policías para proteger al papa, que se espera que continúe con su costumbre de acercarse a las masas para darles la mano a los devotos.

Paula Zazueta dijo que no le preocupa la seguridad del papa porque estará rodeado de peregrinos que se asegurarán que nada le pase.

"Creo que estará bien cuidado", dijo Zazueta.

Ella es una de los 45 católicos, todos mexicoamericanos, que partieron el miércoles en bus de la Iglesia católica Heart of Mary en el centro de  Phoenix para ver al papa Francisco en la ciudad de México. El grupo está conformado por católicos de por lo menos siete iglesias católicas del área de Phoenix, incluidas Immaculate Heart y St. Anthony's en Phoenix, St. Louis the King en Glendale, Queen of Peace en Mesa y St. Mary's en Chandler.

Arizonenses inician peregrinación para ver al papa en México

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Antes de partir,  Zazueta abrió una foto en su celular que muestra una de las entradas que todos los 45 miembros del grupo recibieron para escuchar la misa que oficiará el pontífice el domingo en la mañana en Ecatepec.
El sábado, el grupo también planea formar fila a lo largo de la ruta del papa hacia la Basílica de Guadalupe.

Esta será la tercera vez que Zazueta ve al papa.  En 2012, viajó a México para ver a al papa Benedicto XVI en Leon, en el estado de Guanajuato. Cuando vivía en la Ciudad de México en 1979, también vio al papa Juan Pablo II.
Pero dijo que está más emocionada por ver al papa Francisco porque al ser argentino es el primer papa de Latinoamérica.

"Habla nuestro idioma", dijo  Zazueta, natural de Sonora, en español en su casa en el sur de Phoenix. "También tiene nuestro corazón y comparte nuestros valores".

Al y Anna Gallardo, de Tucson, viajarán en avión a la Ciudad de México el jueves para ver al papa, junto con su hijo de 17 años, John, y su sobrina Kristina Dunscomve, de 20 años.

La pareja piensa levantarse antes del amanecer el sábado para dirigirse a la Basílica con la esperanza de ver al papa antes de que celebre misa esa noche.  Esperan acercarse lo más posible para que el pontífice bendiga sus aros matrimoniales.

"Probablemente vaya a ser un día de 18 horas sin comodidades, de inicio a fin", dijo Anna Gallardo, 43, y mencionó que su esposo y ella atribuyen la duración de sus 20 años de matrimonio a su fe católica.

Al Gallardo, 47, contó que el sacerdote de su iglesia en Tucson, St. Joseph's, le ha pedido que considere convertirse en diácono, y él ha estado orando para encontrar la respuesta. 
El viaje "definitivamente me ayudará a decidir", sentenció Gallardo.

NOTAS RELACIONADAS:

Traducción: Kathy Paredes / Language Concepts Consulting

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2016/02/12/se-espera-que-dos-millones-de-personas-reciban-al-papa-francisco-en-la-ciudad-de-mxico/80285844/