La disputa laboral entre los 600 trabajadores y la empresa lleva más de dos años y ya llegó hasta Washington

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN


LOS ÁNGELES, California-- La reconocida luchadora por los derechos civiles, Dolores Huerta, respaldó hoy a un grupo de siete trabajadores de las tiendas El Super asistiendo a una huelga frente a una de las tiendas en Los Ángeles, California.

"Esta es la misma lucha por la que los trabajadores del campo han luchado históricamente: el derecho a pertenecer a un sindicato, el derecho a tener negociaciones de buena fe y salarios decentes", manifestó a Efe la cofundadora de la Unión de Trabajadores Campesinos (UFW).

El paro de los trabajadores se da en respuesta a las últimas acciones de la compañía que está siendo investigada por la Junta Nacional de Relaciones Laborales.

Según Ricardo Icaza, presidente del Local 770 del Sindicato UFCW, El Super regresó a la mesa de negociaciones sin la intención de lograr un pacto que favorezca a los empleados y está usando prácticas de mala fe.

Durante su participación en la manifestación, Huerta hizo un llamado a los clientes de la tienda para mostrar su apoyo a los trabajadores.

La activista también recordó la importancia de la unión de la clase trabajadora para lograr avances en los beneficios laborales.

"Es cierto que este supermercado vende barato, pero lo hace a costa de sus trabajadores, es una práctica que cada vez se vuelve más común y nos está afectando a largo plazo", advirtió.

Flora Castañeda, madre soltera de tres niños y cajera de El Super, entiende muy bien el discurso de Huerta.

La trabajadora mexicana aseguró que sus condiciones laborales son injustas. "Merecemos poder ir al doctor, ahorrar para que nuestros hijos estudien y tener suficiente dinero al final del mes para comprar comida y pagar nuestra renta", reivindicó.

La compañía Mexicana Grupo Comercial Chedraui, dueña de El Super, tiene al menos 50 locales en el suroeste de Estados Unidos, y tan sólo siete empleados de las tiendas los que lograron afiliarse a un sindicato.

"Es triste que sea una compañía mexicana la que está haciendo esto, deberían poner el ejemplo para respaldar a su empleados sindicalizados", indicó Huerta.

La disputa laboral entre los 600 trabajadores y la empresa lleva más de dos años y ya llegó hasta Washington.

Por lo menos 19 congresistas enviaron una petición formal a la Administración Obama para que agilice las investigaciones sobre las supuestas malas prácticas de esta compañías contra sus empleados.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2015/12/17/dolores-huerta-congresistas-el-super/77478136/