El Senado votó 85-12 el miércoles para aprobar la legislación que reescribe la ley de educación No Child Left Behind (Ningún Niño Rezagado) del 2002, ahora ampliamente impopular y criticada como inviable y poco realista

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

WASHINGTON, D.C.-- La manera en que las escuelas públicas del país son evaluadas — maestros, estudiantes y las escuelas mismas — se encamina a una importante reforma, con un cambio radical del control federal al estatal sobre la responsabilidad escolar y las pruebas a los estudiantes.

El Senado votó 85-12 el miércoles para aprobar la legislación que reescribe la ley de educación No Child Left Behind (Ningún Niño Rezagado) del 2002, ahora ampliamente impopular y criticada como inviable y poco realista. La Casa Blanca indicó que el presidente Barack Obama la firmaría el jueves.

El proyecto de ley mantendría una característica clave de la No Child: exámenes de lectura y matemáticas en todo el estado de tercero a octavo grado por mandato federal, así como una prueba semejante en la secundaria. Pero alentaría a los estados a limitar el tiempo que los estudiantes pasan en exámenes, y disminuiría los altos riesgos asociados con estos exámenes para las escuelas de bajo rendimiento.

La medida limitaría sustancialmente el papel del gobierno federal en esta área, al impedir que el Departamento de Educación le diga a los estados y distritos locales cómo evaluar el desempeño de las escuelas y los maestros.

Hubo un fuerte apoyo bipartidista para el proyecto de ley, el cual había sido aprobado por los gobernadores del país, los sindicatos de maestros, funcionarios escolares y administradores.

El senador republicano de Tennessee, Lamar Alexander, quien encabeza el comité de educación del Senado, lo llamó un "regalo de Navidad" para los 50 millones de niños en todo el país.

Alexander, un ex secretario de educación de Estados Unidos, dijo que espera que Obama "le ajustará un gran lazo rojo alrededor… y lo enviará a los niños y los 3,4 millones de maestros que lo están esperando".

Alexander fue autor principal del proyecto de ley junto con la senadora demócrata de Washington, Patty Murray, y en la Cámara de Representantes, el jefe del comité de educación, el republicano John Kline, de Minneápolis, y el demócrata Bobby Scott, de Virginia.

Murray, una ex maestra de prescolar, dijo que el trabajo debe comenzar ahora en "nuestras escuelas, en nuestras comunidades, en nuestros estados", para encontrar las maneras de asegurarse que todos los estudiantes lo lleven a cabo.

"Esperamos que estén a la altura de esto y esa es la promesa de este proyecto de ley", agregó Murray tras la votación.

Los estados y distritos se van a plantear ahora sus propias metas para las escuelas, diseñarán sus propias medidas de desempeño y progreso, y decidirán de manera independiente cómo mejorar las escuelas con problemas. Las pruebas serán uno de los factores a tomar en cuenta, pero otras medidas de éxito o fracaso podrían incluir las tasas de graduación y el ambiente de la educación.

Para asegurar que todos los niños tengan una oportunidad imparcial de recibir educación de calidad, se les exigirá a los estados intervenir en el 5% de escuelas de más bajo rendimiento, en secundarias con altos índices de abandono y en escuelas con brechas en el desempeño, algo que los demócratas impulsaron.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2015/12/10/senado-aprueba-nuevo-proyecto-de-educacin-lo-manda-a-obama/77087950/