Con un nuevo dueño al mando, la ciudad de Mesa otorgó una extensión de más de dos años aplazando el desalojo de Mesa Royale.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

A tres meses de que se cumpliera el plazo para el desalojo del lote de casas móviles en Mesa Royale, funcionarios de la ciudad de Mesa otorgaron una extensión de más de dos años para que se concreten las mudanzas o se reparen las unidades familiares.

La extensión se dio luego de que el actual dueño del lote, Gene Ham, concretó el jueves la venta de la propiedad, informó Jerry Lewis, ex senador estatal quien ha representado a Ham durante el proceso de compraventa. La ciudad de Mesa también confirmó la venta de la propiedad.

Lewis dijo el jueves que el nuevo comprador, de quien no se ha divulgado el nombre públicamente, tiene "planes seguros" de rehabilitar el complejo.

"La ciudad ha sido muy amable en trabajar con nosotros y el comprador", dijo Lewis. "Y el comprador ha sido muy amable en venir y decir: 'Tenemos el dinero. Podemos arreglar las cosas'".

Mesa Royale es un lote de más de 100 casas móviles que fue catalogado por funcionarios de la ciudad en mayo del 2014 como "no apto para la vivienda humana". Después de año y medio de discusiones entre Ham y la ciudad, Ham decidió vender el lote de casas móviles por el alto costo que tendría reparar la propiedad.

FOTOS: FAMILIAS ENFRENTAN DESALOJO EN MESA

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

En mayo del 2015, Ham distribuyó una alerta de desalojo a las familias en Mesa Royale y la ciudad advirtió que cerraría el lote el 24 de noviembre, provocando pánico y una fuerte oposición en los residentes. Con la ayuda del grupo local Comités de Defensa del Barrio, una coalición de vecinos se organizó para denunciar las condiciones con las cuales se está llevando el desalojo de sus viviendas.

Esa coalición de vecinos ha continuado demostrando su indignación en los últimos meses, protestando dos veces a la semana en frente del Ayuntamiento de Mesa con pancartas que leen, "Exigimos conservar nuestros hogares" y "Vamos a pelear para nuestras trailas".

Para Rosa Isela Ramírez, residente de Mesa Royale, la noticia del jueves trajo más confusión y angustia.

"En lo personal estoy peor, tengo más dudas que antes", dijo Ramírez, quien aún sustenta en a sus hijas Kimberlly de 8 años y Stephanie, de 7 años, y al menor Milton de 5 años. "Primero nos dijeron que aquí no podíamos vivir, que si se prende un cable nos quemamos todos. ¿Y ahora resulta que nos van a dar 30 meses en estas condiciones? ¿Nos mintieron o a ya no les importa? ¿A qué están jugando?

Yo prefiero que me paguen para irme. Yo no estoy dispuesta a someter a mis hijos a esta violencia", dijo.

Luis Madrid, uno de los residentes que lideran la coalición de vecinos, dijo que no hará una declaración sobre la noticia hasta que vea la prueba oficial de que la ciudad ha extendido el plazo para reparar las unidades o reubicarse.

El futuro es aun incierto

El futuro de Mesa Royale yace en las manos del nuevo dueño quien deberá comprometerse a reparar los descuidos, a adherirse a los códigos municipales de sanidad y seguridad y a tener planes específicos que deberán ser pre aprobados por funcionarios de la ciudad, informó Steve Wright, vocero de la ciudad.

"La ciudad va a permitir que el nuevo dueños haga las reparaciones más urgentes que se requieren en la propiedad y que elimine las unidades que están vacías", dijo Wright. "Pero si él (formalmente) decide que va a continuar siendo un parque de casas móbiles, se va a requerir atención a más temas de seguridad, y el nuevo dueño deberá hacer los cambios que la ciudad requiere en buena fe".

Según Lewis, Ham planea invertir 10% de la ganancia neta de la venta de la propiedad para ayudar a la reubicación de los residentes.

"Serían probablemente 40 mil dólares", dijo Lewis" "Entonces serían aproximadamente 400 dólares por unidad… Sé que no es mucho, pero son 400 dólares que no tenían antes".

No fue inmediatamente claro que pasarían con los fondos de ayuda que se organizaciones sin ánimo de lucro establecieron para asistir en la mudanza de las familias.

Ray Ybarra Maldonado, abogado voluntario quien representó a algunos residentes de Mesa Royale durante el proceso de apelar las órdenes de desalojo, dijo que el cambio de circunstancias es positivo.

"Es lo que estábamos esperando para los individuos y la comunidad que se unió y se organizó, y al final salen victoriosos, se pueden quedar en las casas que llaman hogar, en la comunidad que quieren estar", dijo Ybarra Maldonado. "Me alegra que la ciudad de Mesa haya sido proactiva en encontrar un resolución a todo esto".

NOTAS RELACIONADAS:

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2015/08/31/mesa-royale-compra-de-propiedad/71350200/