Skip in Skip
x

Embed

x
CLOSE

Mensaje de Kent Scribner a los padres de PUHSD

"A las familias [de Phoenix Union] les diría que los mejores años de Phoenix Union están por venir" — Kent Paredes Scribner, superintendente del Distrito de Preparatorias de Phoenix Union

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Kent Paredes Scribner, superintendente del Distrito de Preparatorias de Phoenix Union (PUHSD, por sus siglas en inglés), llegó al distrito escolar de preparatorias más grande de Arizona en 2008.

Más de 27 mil estudiantes y 16 escuelas conforman PUHSD, donde el 80 por ciento de sus alumnos son latinos. Este año, en septiembre, Scribner empacará sus maletas para dirigirse a un distrito escolar tres veces más grande, en la ciudad de Fort Worth, Texas.

Luego de 8 años de trayectoria, Scribner habló con LA VOZ sobre el panorama actual de la educación en Arizona y sus más grandes logros en Phoenix Union.

La Voz: ¿Ya sabes cuándo te vas? ¿Cuándo empezarías en Texas?

Kent Scribner: La fecha en la que me voy todavía no se ha decidido, la ley de Texas requiere un periodo de espera de 21 días, antes de que la mesa directiva pueda tomar una decisión. Sería el 1 ó 2 de septiembre que la junta convoca una reunión y votar por asignarme o no.

LV: ¿Por qué te vas?

KS: Es una oportunidad profesional increíble, es una comunidad que está creciendo, es mayormente latina y necesita liderazgo. Pero más bien por razones personales. Mis padres viven en Dallas, mi papá ha superado el cáncer tres veces. Me da a mí y a mis hijos una oportunidad de estar cerca a sus abuelos. Y mi hermana vive en Dallas con su esposo y familia. Y mi hijo, Julián de 18 años, se va a la Universidad Estatal de Arizona y es mi esperanza que mi hija, Jacqueline de 15 años, se gradúe de una preparatoria en Fort Worth.

Fort Worth es 62% latino, 24% afroamericano y 15% anglosajón. Es una comunidad diversa, que tiene una universidad, Texas Christian University, y una comunidad de negocios que quiere que [Fort Worth] sea exitosa. El distrito tiene una página de Facebook en inglés y español. Son muy progresistas y proactivos.

LV: ¿De dónde eres? ¿Eres de Texas?

KS: Nací en Los Ángeles, y me mude a Philadephia y de ahí me mude a Arizona. Y mis padres se mudaron de Philadelphia a Texas. Entonces, nunca he vivido en Texas pero es como un hogar para mí porque mi papá tuvo una carrera de 20 años como docente en la Universidad de Texas, mi mamá tuvo su carrera en la Universidad Estatal de Texas en el campo de la psicología bilingüe escolar. Mi madre, Alicia Paredes, es de México, de Veracruz, y mi padre es del estado de Maine. Crecí en una familia bicultural.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

LV: ¿Cómo está el panorama educativo en Arizona?

KS: Estoy optimista, pienso que la educación y la economía están estrechamente vinculadas. Pienso que la educación en Arizona se está convirtiendo más presente en la mente de la gente, al entender su conexión con la economía y estoy muy optimista con los niveles de participación en términos de votantes a quienes les importa la educación, y muchos de los jóvenes quienes se están involucrando en votar y en participar en el proceso político.

En mi opinión, la educación en Arizona va a mejorar cuando los funcionarios electos entiendan que a las personas sí les importa mucho la educación y que esa gente vota. Particularmente en la comunidad latina, [los índices de] participación latina en las urnas es una vergüenza. ¿Es qué? ¿20%, 30%? Si fuera 50% todo el panorama cambiaría.

Creo que Arizona está creciendo, y la política ha cambiado.

LV: En en tu liderazgo te has mostrado muy a favor de la educación especialmente en la comunidad latina. Háblame de esos esfuerzos.

KS: Primero hay que conectar a las escuelas con la comunidad. Hay que escuchar a los padres. Tiene que haber una retroalimentación. Tradicionalmente, las escuelas les dicen a los padres qué hacer, y eso no funciona. Tenemos que escuchar a los padres. Tenemos que proveer dirección, proveer guías, pero los padres conocen a sus hijos mejor que cualquiera. Entonces tenemos que ayudar a los padres a ayudar a sus hijos.

Tenemos que ayudarles a entender que sus hijos, desde el momento en que nacen al momento que se gradúan de la preparatoria, sólo están en la escuela un 15% del tiempo, un 30% se la pasan durmiendo. Y están afuera de la escuela el 55% del día. Si no nos comunicamos, y nos conectamos y moldeamos sus vidas educativas en la casa, entonces no hay manera de triunfar.

LV: ¿Cómo has logrado que exista esa comunicación entre padres y escuelas?

KS: Yendo a las escuelas, teniendo reuniones. Pero mi rol como líder es ayudar a desarrollar otros líderes. No lo puedo hacer por sí solo. Tengo que identificar líderes en las escuelas que tienen valores educativos, que tiene una pasión por esta comunidad y que creen en nuestros estudiantes.

Uno de los problemas más grandes en los sistemas distritales es que las escuelas y los líderes en la comunidad ven a los estudiantes como problemas que tiene que ser resueltos, no como bienes en quienes hay que invertir. Tenemos que invertir en nuestros estudiantes, y no sólo financieramente pero con otros recursos, con nuestro tiempo, nuestra energía, nuestra compasión, nuestra pasión para el aprendizaje estudiantil. Y mantener las altas expectativas para los niños, para nosotros mismos, y para los padres.

LV: Cuéntame sobre la brecha entre estudiantes que se gradúan de la preparatoria pero no logran llegar a la universidad.

KS: Eso fue muy común en el pasado. Y lo que cambiamos es que nuestra meta ya no es graduarse de la high school. Nuestra meta es la preparación para la universidad. En mi experiencia, si tienes una meta que está más alta, entonces la meta más baja se cumple en el proceso. Nos enfocamos en cuántos de nuestros estudiantes pueden tomar clases de matemáticas e inglés que están en el nivel del primer año de universidad.

Nuestro índice de graduación es más alto que el índice del estado de Arizona. ¿Por qué? Porque nuestros maestros tienen aptitud cultural, porque tenemos programas de apoyo social y emocional para ayudar a los estudiantes que están teniendo problemas en casa, porque tenemos escuelas que están enfocados en apoyar a los estudiantes, y no en expulsarlos.

LV: ¿Ha sido un esfuerzo consiente de tu liderazgo tener maestros y personal que sean culturalmente competentes?

KS: Sí. Creo en la calidad y en la diversidad. Algunas personas sólo quieren contratar diversidad. Yo no quiero calidad sin diversidad, ni diversidad sin calidad. Algunas veces, se contrata a alguien porque tiene apellido latino pero no son competentes, y eso les hace daño a nuestros niños. Y hay gente que son inteligentes y competentes pero no tienen el calor humano.

La enseñanza es ciencia y arte, hay que tener los dos.

LV: En Arizona hay un problema de déficit de maestros. ¿Eso fue, o es, un problema que experimentó Phoenix Union?

KS: Sí, pero somos afortunados de que ofrecemos un salario bastante competitivo, pero sí todavía tuvimos puestos de maestros que no podíamos encontrar quién lo tomara. Entonces contactamos a nuestros maestros recién jubilados por si querían volver a enseñar. Tenemos mil 600 maestros, de esos, 20 son jubilados.

LV: ¿Piensas que otros distritos en Arizona deberían implementar tu estrategia de incrementar las expectativas que se tiene sobre el rendimiento estudiantil?

KS: Totalmente, especialmente en los jóvenes de bajos recursos, o que son los primeros en su familia en ir a la universidad, o que no tienen el capital social porque sus familias tiene mucho que ver... Es más, el nivel educativo de la mamá es el mejor pronosticador el triunfo de un estudiante. Por eso decimos que hay que invertir en las niñas, en las madres, y eso es bueno para toda la comunidad. Creo que las altas expectativas es totalmente la receta secreta que necesitan saber los distritos educativos. Pero hay que tener altas expectativas, y apoyo, no puede ser sólo ciencia y nada de arte.

LV: ¿Cuál es tu logro más grande?

En ocho años hemos transformado la cultura de esta organización. No vemos a nuestros estudiantes como deficientes, los vemos como bienes. Porque son los futuros líderes en la comunidad, la fuerza de trabajo, los futuros adultos. Si te fijas en el censo, las características demográficas de nuestros alumnos en Phoenix Union hoy son un pronóstico de cómo la ciudad de Phoenix se va a ver en 10 años. Y en Arizona, cómo Phoenix se ve hoy es como el estado se va a ver en 10 años. Entonces nuestros niños pronostican el futuro y queremos que sean productivos y que consigan buenos empleos y vivan en una sociedad próspera.

LV: ¿Qué les dirías a los administradores que se quedan aquí a cargo de Phoenix Union?

KS: Estoy seguro que Phoenix Union va a continuar en la misma trayectoria porque tienen líderes dentro del sistema con mucha capacidad y mucha inteligencia y mucha pasión por la excelencia y también la igualdad entre los estudiantes.

LV: ¿Qué mensajes tienes para las familias de Phoenix Union?

KS: A las familias les diría que los mejores años de Phoenix Union están por venir, estoy muy positivo sobre el futuro. Tenemos grandes profesores, grandes administradores y en mi opinión el futuro educativo de Phoenix y las escuelas es súper positivo.

Twitter: @Laura_GomezRod

NOTA RELACIONADA:

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2015/08/24/scribner-educacion-arizona-puhsd-latinos/32288677/