Skip in Skip
x

Embed

x
CLOSE

Más de tres millones de galones de agua contaminada tiñeron los Ríos Ánimas y San Juan de amarillo con material tóxico. Fluyen hacia el Lake Powell, al norte de Arizona.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Millones de galones de agua contaminada, provenientes de una mina abandonada en Colorado y que tiñeron el río San Juan de color amarillo, corren hacia Lake Powell, y aunque las autoridades piden precaución, los científicos aseguran que esto causará que el derrame tóxico se reduzca a niveles tolerables.

La contaminación parece no haber tenido grandes efectos en el agua potable de Arizona, ni al Gran Cañon.

El Departamento de Calidad del Medio Ambiente anunció que las concentraciones de metales tóxicos en el agua se redujeron a la mitad en las primeras 10 millas del derrame, ubicado a unas 250 millas de Lake Powell, el lago artificial que fluye a la sección arizonense del Río Colorado.

La semana pasada, un equipo de limpieza a minas de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) derramó accidentalmente más de tres millones de galones al norte de Durango, Colorado.

FOTOS: DERRAME TÓXICO FLUYE AL NORTE DE ARIZONA

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

El lunes, EPA dio a conocer resultados mostrando que en una sección del Río Ánimas los niveles de plomo y manganeso estaban por encima de los niveles permitidos para agua potable, mientras que los niveles de cobre y zinc también estaban elevados.

El Río Ánimas fluye hacia el San Juan, el cual atraviesa Nuevo México y Utah, antes de llegar a Lake Powell. Autoridades en el Área Nacional Recreacional de Glen Canyon advirtieron a dueños de lanchas, nadadores y campistas de evitar el río y una sección de 40 millas aledañas a donde desemboca en el lago.

Dos plantas para el tratamiento de agua pertenecientes a la Reservación Indígena Návajo permanecen apagadas y en su lugar se utilizará agua potable de reserva hasta que se aseguren las autoridades que los pozos vecinos al río sean seguros para beber.

La EPA dijo que el agua contaminada de la mina continua fluyendo hacia el río a 500 galones por minuto. Están considerando varias opciones para detener el flujo, incluyendo la posibilidad de pedirle a los dueños de la mina de cubrir los gastos.

Este derrame sucedió casi exactamente un años después de la contaminación del Río Sonora en Cananea, ubicado aproximadamente una hora al suroeste de Agua Prieta y Douglas.

El 6 de agosto del 2014, unos 10 millones de galones de sulfato de cobre acidulado se filtraron al río, provenientes de la mina Buenavista del Cobre. El derrame afectó el servicio de agua potable para casi un millón de personas en Sonora, y provocó varias demandas en contra de la compañía minera y del gobierno mexicano por negligencia.

Rafael Carranza contribuyó a este artículo.

NOTAS RELACIONADAS:

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2015/08/11/derrame-toxico-no-afectara-agua-arizona/31493987/