Latinos en la cárcel, un mundo aparte

En promedio, 30 por ciento de los reos en las cárceles del Condado de Maricopa son latinos

Share This Story
Correo electrónico
Comment

Graciela Macías guarda una barra de jabón, papas fritas, chicharrones con chile, crema para el cuerpo y una bolsa de tortillas de harina—sus favoritas— en un casillero de menos de un metro cuadrado como si fueran un tesoro. Macias, de 27 años, está encarcelada en la polémica cárcel de Tent City en el sur de Phoenix.

"Las noches son frías, y cuando llueve se mete el agua", dijo Macías, hablando desde la Ciudad de Carpas— una cárcel al aire libre establecida en 1993 bajo el estilo de los campamentos militares de Estados Unidos.

Macías señaló que es la tercera vez que cae a la cárcel, en esta ocasión por cargos de prostitución, violación de libertad condicional, y por disparar un arma en límites de la ciudad.

Macías está entre los 2 mil 400 latinos que cumplen la sentencia por sus crímenes en las siete cárceles del Condado de Maricopa.

El temido alguacil ha ganado tanta fama por está prisión que La Voz se decidió echarle un vistazo a cómo pasan los días los reos latinos en las carpas.

Comida

Los prisioneros en las cárceles de Arpaio sólo comen dos veces al día, en la mañana, alrededor de las 8:30 y luego cerca de las 5:30 p.m.

Su desayuno es un pedazo de pan con sobres de mantequilla de maní y mermelada para untar, una o dos porciones de fruta—una naranja por lo regular, un paquete de galletas, y un cartón de leche.

En la noche se les sirve una sopa de vegetales, que varios reos calificaron como "horrible" e insípida. Fue decisión de Arpaio proveerle a los reos una dieta vegetariana para ahorrar costos, y el precio de una comida—teniendo en cuenta su preparación— es de 1.11 dólares, aunque Arpaio ha presumido que valen 30 centavos, según The Arizona Republic.

Costos

Para los reos en las cárceles en Maricopa, estar allí también incurre costos. Los familiares pueden transferirles dinero a una cuenta, con la cual pueden comprar productos de higiene como jabón, champú , crema hidratante y también comida. En Tent City, pueden hacer llamadas por cobrar por un teléfono.

Se les provee libre de costo una minúscula barra de jabón, una crema de dientes, cepillo dental y un peine pero tienen la opción de comprar productos en lo que llaman "La Cantina".

A principios del 2015, el sistema de visitas en las cárceles se digitalizó y ahora en vez de recibir visitas en persona, solo se hacen por medio de un sistema de video. Cuesta 5 dólares hablar por una sesión de 20 minutos.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Críticas

Activistas de Puente siempre han estado en contra de la Ciudad de las Carpas, dijo Carlos García, director de la organización Puente.

"Es inhumano y en el pasado hemos tratado de que se cierre Tent City", dijo García.

También se ha criticado la presencia del Servicio de Inmigración y Control de Aduana (ICE por sus siglas en inglés) en las cárceles de Arpaio.

En lo que va del 2015, 1,319 personas han sido fichadas por ICE y de esas, 1,159 han sido entregadas por la MCSO a ICE.

¿Y ahora qué?

Si su familiar está en la cárcel y busca asesoría — cómo dónde encontrar un abogado de inmigración o para alguna denuncia? la organización Puente le puede ayudar. Llame al 602-252-1283. Puente en la mayoría de los casos no recibe llamadas provenientes de la cárcel, pero algún familiar se puede poner en contacto con el grupo.

En la Ciudad de las Carpas:

El 22% de los reclusos tienen permiso para continuar con sus trabajos fuera de la cárcel por 12 horas.

Share This Story
Correo electrónico
Comment