Estudiantes "Dreamers" se encuentran entusiasmados luego que la Junta de Regentes de las Universidades de Arizona les otorgara el derecho de pagar colegiaturas como residentes del estado

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

TUCSON, Arizona-- La decisión de conceder matrículas universitarias de residentes a los jóvenes indocumentados amparados bajo la Acción Diferida (DACA) en Arizona abre nuevas oportunidades a estos estudiantes que durante años han luchado para lograr un cambio en el sistema migratorio del país.

"Esta noticia cambia mis planes, mi futuro, mi vida", dijo Ana Rodríguez, estudiante de ingeniería química en el Colegio Comunitario Pima, en Tucson, en referencia a la decisión de la semana pasada de la Junta de Regentes de las Universidades de Arizona que les otorgó el derecho de pagar colegiaturas como residentes del estado.

"Yo estaba a punto de irme a otro estado, a Nuevo México, donde son más favorecidos los 'soñadores'", aseguró Rodríguez.

Pero en los últimos seis meses estos jóvenes indocumentados en Arizona han obtenido importantes victorias, como el derecho de obtener licencias de conducir y a partir de este verano la posibilidad de pagar colegiaturas como residentes.

Los sueños de muchos jóvenes indocumentados en Arizona se vieron truncados en 2006 cuando los votantes aprobaron la ley 300, la cual niega el derecho a los estudiantes sin "papeles" a pagar tarifas de colegiatura como residentes en las universidades y colegios comunitarios sin importar que hayan graduado de escuelas secundarias locales.

Pero en 2012, cuando el presidente Barack Obama anunció el programa gubernamental DACA para los jóvenes indocumentados que como Rodríguez entraron ilegalmente al país siendo unos niños, los Colegios Comunitarios de Maricopa comenzaron a otorgarles colegiaturas como residentes, lo que provocó una demanda por parte del estado.

La semana pasada un juez en el condado de Maricopa rechazó los argumentos del estado, quien considera que DACA no otorga una "residencia legal" en Estados Unidos a los 'soñadores'.

Tras esta decisión, la Junta de Regentes aprobó unánimemente el pasado jueves otorgarles colegiaturas a los amparados bajo DACA, programa que los protege de la deportación por dos años y les otorga y número de seguro social y permiso de trabajo.

El gobernador de Arizona, Doug Ducey, dijo en una declaración enviada a Efe "comprender y aceptar" los motivos por los que la junta de regentes decidieron otorgar colegiaturas como residentes a los "soñadores".

Sin embargo, dijo que es "frustrante que los deseos de los votantes sea ignorado por las cortes y que Washington haya hecho un lío de esta situación".

Por su parte, la presidenta de la Universidad de Arizona (UA) en Tucson, Ann Weaver Hart, dijo a Efe que este centro educativo "se une a los regentes en su compromiso de proporcionar acceso a la educación superior a todos los estudiantes elegibles", pues ampliar las "oportunidades de educación superior es esencial para el éxito a largo plazo" del estado.

Se desconoce cuántos "soñadores" se beneficiarían de este cambio, pero, de acuerdo al Gobierno federal, en Arizona hay 23.000 jóvenes amparados bajo DACA.

En la UA, un estudiante catalogado como residente paga poco más de 11.000 dólares al año por su matrícula universitaria y hasta ahora los "soñadores" debían pagar tres veces más.

Michael Crow, presidente de la Universidad del Estado de Arizona (ASU), también aplaudió la decisión de los regentes y dijo a Efe que por años esta institución educativa ha apoyado bajar las tarifas de colegiaturas para los "soñadores".

En su opinión, los trabajos del futuro requerirán una educación superior, por lo que dijo que espera que todos los jóvenes puedan contribuir al crecimiento de este estado sin importar donde hayan nacido.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2015/05/12/matrculas-reducidas-abren-nuevas-oportunidades-a-los-soadores-de-arizona/27179309/