Actualmente, La Carreta de Lily cuenta con 12 establecimientos y da empleo a 123 personas en todo el Valle del Sol

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Cuando Lily empezó con su negocio lo hizo con un capital de 20 dólares, compró elotes, queso y mayonesa y salió a las calles de Phoenix con una carrucha a venderlos.

"El elote es universal, lo comen americanos, morenitos y mexicanitos. Mi conquista es el elote, es lo que más me piden", dice Lily Núñez, quien ahora es una reconocida empresaria fundadora de los negocios "La Carreta de Lily".

Lily llegó a Estados Unidos de su natal Delicias, Chihuahua cuando tenía 13 años, se ubicó en El Paso, Texas para cuidar niños. Con el tiempo decidió iniciarse como vendedora ambulante, y ahora cuenta con 12 prósperos negocios ubicados en mercados, centros comerciales y diferentes vialidades de la ciudad.

"Tengo 29 años con el mismo giro, inicié como comerciante ambulante de elotes mexicanos y descubrí que es buen negocio", dijo.

Carlos Velasco, director de Fuerza Local, destacó la importancia de la derrama económica de los negocios hispanos en Arizona y del auge que tienen los restaurantes, carnicerías, mueblerías y otros giros.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

"Los latinos representan una derrama económica muy representativa, pero existe una decadencia dentro de las comunidades, si ves el margen de consumo al margen de negocios locales es muy pequeño, el negocio local hispano lo que toma de este gran mercado es muy minúsculo, por tal motivo se debe de impulsar a los latinos", explicó.

Fuerza Local es una organización sin fines de lucro que trabaja para fortalecer las comunidades y las economías locales a través del soporte, mantenimiento y consolidación de negocios locales en Arizona.

En Arizona existen 70 mil negocios propiedad de empresarios hispanos. De esa cantidad un tercio son liderados por mujeres y otra tercera parte son propiedad de inmigrantes, de acuerdo al estudio de la Cámara de Comercio Hispana de Arizona.

Lily forma parte de estas estadísticas, es mujer, empresaria e inmigrante, y aunque actualmente es vista como una empresaria respetable, llegar a donde está no fue tan sencillo.

"Primero fuimos perseguidos, al principio inicié sin permisos, luego me informé sobre los requisitos para sacarlos, tramité las licencias, pero las autoridades nos perseguían porque empezaron a proliferar las bicicletas, se dio más competencia y nos perseguían parejo, tuvieras o no el permiso".

Explicó que a pesar de contar con sus papeles en regla, no dejaba de ser presionada por las autoridades cuando ofrecía sus productos en la vía pública.

"Ya cuando enseñaba el permiso me liberaban, pero aun así no dejas de sentirte acorralado, aunque es la ley y nada más cumple con su rutina, es como un proceso, te persiguen, te defiendes, sales adelante y sigues brincando obstáculos día con día".

Después de afrontar todos esos obstáculos empezó su transformación de vendedora ambulante a empresaria en 2007.

"Es cuando empecé a trabajar con las reglas claras, formé mis negocios y actualmente le doy empleo a 123 personas, ya somos una fuerza laboral".

Lily recordó que después de radicar unos años en El Paso, Texas, decidió regresar a Chihuahua para casarse con su actual esposo Francisco Javier Martínez. Tuvo a sus dos primeros hijos Francisco Javier y Adrián Alejandro de lado mexicano, para después regresar a buscar un mejor futuro a Phoenix en 1992, donde procreó a Edwin e Irving.

"Volví a comenzar con 20 dólares, compré elotes, mantequilla y mayonesa y empecé a vender desde la avenida 29 hasta la Van Buren, era mi recorrido diario".

Lily viajó a Estados Unidos sola, pero siempre pensando que cuando formara familia les daría un mejor futuro de este lado.

"Me prestaron una de esas carruchas que usan los albañiles, la llene de puros elotes, mantequilla, mayonesa, queso y me empezó a ir bien".

Ser madre de cuatro hijos no le impidió continuar con su labor de vendedora ambulante.

"Para mí era fácil trabajar con mis hijos, me los llevaba pequeños junto conmigo, hasta la fecha sigo trabajando con mis hijos y ahora con mis nietos".

Luego, recuerda, se inició con los triciclos, donde pudo ofertar más variedad de productos, como dulces y raspados y, fue cuando empezó a crecer su clientela.

Una mujer con visión empresarial

Lily aprovechó la crisis de 2007 para crecer como empresaria, ya que gran cantidad de negociantes abandonaron sus locales y ella tomó la oportunidad para posicionar sus negocios "La Carreta de Lily".

"Cuando estaba bien la economía nadie soltada un espacio en los centros comerciales, pero con la recesión económica no pudieron pagar empleados, ni rentas, es cuando entro de lleno al negocio. Antes estaba saturado de comerciantes y aproveché esos espacios que quedaron vacíos y los transforme en neverías".

Recordó que la primera nevería que transformó era una panadería y la convirtió en un productivo negocio de elotes, raspados y antojitos mexicanos.

"Cuando creció mi familia, creció mi negocio, ahora vendemos gran variedad, lo que la gente nos pida, el elote se le agrega a los tostitos, a las sabritas, a la gente le encanta lo agridulce, los raspados, las chamoyadas, la fruta".

Actualmente Lily cuenta con 12 carretas y varios negocios ubicados en el Mercado de Los Cielos, en Avenida 29, Indian School, Osborn, Desert Sky Mall y Fiesta Mall que se encuentra en Mesa.

Cuando se le cuestionó cuál es el secreto de su éxito, no dudo en responder:

"Mi éxito radica en levantarme muy temprano y acostarme muy tarde, dedicarle 20 horas al negocio, a las 6 a.m. empiezo a contestar llamadas, mi día acaba muy noche, he terminado de trabajar hasta las 2 a.m.".

Y afirma, convencida que sus negocios van a seguir adelante.

"Estoy creciendo y voy a seguir creciendo, tengo más proyectos a futuro. Actualmente estoy ubicada con esta docena de tiendas para darle un buen seguimiento y a finales de este año empiezo con nuevas áreas".

Un caso de éxito

"'La Carreta de Lily' es uno de los casos más exitosos que hemos tenido en el Desert Sky Mall, es un negocio familiar que comenzó de abajo y ahora es reconocido en Phoenix, dijo Mitzi Castillo, gerente de Mercadotecnia del Desert Sky Mall.

"Aparte de ser una excelente negociante, ella participa en eventos altruistas en el centro comercial, es una de las principales donadoras de la Rosca de Reyes, además si realizamos eventos para la comunidad ella no ayuda a donar alimentos y otras cosas".

Castillo mencionó que Lily procura ayudar a gente necesitada, tiene un programa de apoyo para las madres solteras, la mayoría del personal que trabaja en sus negocios son madres que no cuentan con apoyo.

"Le da trabajo a las madres solteras que tienen varios hijos, trata de ayudarlas por medio del empleo, que puedan contar con horarios flexibles y puedan seguir con su labor de maternidad, y en las tardes les da trabajo a los hijos de estas madres, para que puedan apoyarse como familia".

Recordó que Lily abrió su primer negocio establecido en el Mercado de los Cielos, la apoyaron con su primera inversión porque creyeron en su proyecto.

Lily tiene una amplia clientela que la sigue por su productos, Carlos Alcalá es uno de ellos, quien acude a comprar regularmente los famosos "tostitos con elotes'.

"Es la mejor parte para ir a comprar 'chucherías', está bien rico todo muchas gracias a la señora Lily que Dios me la bendiga".

Por su parte, Patricia Ontiveros comentó: "Todo lo que venden está bien rico, las fresas con crema, elotes, nieves, todo".

Ricardo Torres señaló que ha sido cliente de "La Carreta de Lily" desde que inició con sus negocios.

"He sido cliente de ese lugar por años, desde que empezaron afuera en la carreta, tiene un estupendo servicio al cliente y los elotes me encantan".

Sonia Ríos indicó que es uno de sus lugares favoritos para ir a comer "amo lo que vende".

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/09/26/carreta-de-lily-phoenix/16279959/