LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

NACIONES UNIDAS— Para el presidente hondureño Juan Orlando Hernández fue "desgarrador" descubrir que miles de niños decían adiós a su país y se encaminaban solos hacia Estados Unidos, en una travesía a veces tan peligrosa como desconcertante para muchos de ellos.

"Es muy doloroso que gente no quiera vivir en el país que nació y que quiera irse a otro lado", dijo Hernández el jueves durante una entrevista con The Associated Press en Nueva York.

"Es desgarrador lo que le pasa a los niños cuando los padres muchas veces los mandan a traer. Y a veces sin la voluntad del niño", añadió. "Yo escuché el testimonio de una niña que decía 'me vine porque mi mamá me mandó a traer pero yo no la conozco a ella, no me acuerdo de ella. Yo con quien quiero estar es con mi abuelita que está en Honduras"'.

El mandatario, quien se encuentra en Nueva York con motivo de su participación en la Asamblea General de las Naciones Unidas, dijo que el éxodo de miles de niños en los últimos meses es un fenómeno sin precedentes, que nunca se había visto a los niveles que se registraron en Guatemala, El Salvador y Honduras. Más de 60.000 menores no acompañados, mayormente de esos tres países, cruzaron la frontera ilegalmente sin sus padres en los últimos 12 meses, según estadísticas oficiales estadounidenses.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

"¿Y los niños que quedan en el desierto? ¿Que nunca salen de allí?", preguntó Hernández. "Es un golpe fuerte a la conciencia de nuestros pueblos, pero creo que (también) es un golpe fuerte a la conciencia de un país como Estados Unidos", agregó Hernández, retomando la arenga que hizo el miércoles ante la Asamblea General, cuando sostuvo que los países productores y consumidores de drogas compartían la responsabilidad de esta situación y debían mostrar un mayor compromiso en su resolución.

Centroamérica se ha convertido en una de las regiones más violentas del mundo en los últimos años, con zonas de los tres países bajo control de traficantes de drogas, pandillas callejeras que roban, violan y extorsionan a los ciudadanos con impunidad. La pobreza y la violencia generada por el narcotráfico son las dos principales razones del éxodo migratorio infantil, según los expertos en el tema y los propios inmigrantes.

La primera dama hondureña, Ana García de Hernández, dijo el jueves que al menos 15.000 niños hondureños han salido sin sus padres del país en los últimos meses. García de Hernández, quien habló en rueda de prensa en Nueva York, sin su marido, hizo un llamado a las autoridades estadounidenses para que se les dé seguimiento.

"Desde octubre del 2013 a la fecha prácticamente ninguno ha retornado a Honduras", dijo la primera dama. "No nos olvidemos de los que están aquí en Estados Unidos. Para ellos cruzar fue un trauma".

Desde el 1 de enero al 31 de agosto se han entregado 43.419 menores a sus padres o guardianes en Estados Unidos, según los últimos datos federales. La mayoría se encuentra en Nueva York (4.799), California (4.680), Florida (4.392), Maryland (3.248) y Virginia (3.193). El gobierno estadounidense ha acelerados sus casos en las cortes migratorias debido al alto número de menores.

Hernández dijo que el número de niños migrantes ha disminuido en las últimas semanas pero que las causas persisten.

Durante su discurso ante la Asamblea General, el mandatario hizo un dramático pedido de ayuda a la comunidad internacional, a la que acusó de prestar escasa atención al drama de los menores que huyen del país como consecuencia de una dinámica generada por otras naciones.

Hernández dijo que sin oportunidades laborales para los padres de estos niños el problema persistirá. El presidente pidió que países como Estados Unidos traten mejor a Honduras comercialmente, tal y como hacen por ejemplo con los países asiáticos. También pidió más coordinación entre países en la estrategia contra el narcotráfico y destacó que Naciones Unidas es el foro perfecto para hablar de ello.

Durante la entrevista con la AP, Hernández señaló que si Centroamérica sigue con violencia a raíz de la droga y no tiene oportunidades ni crecimiento económico, eso será "un enorme riesgo para Estados Unidos".

"Por el contrario, una Centroamérica en paz, con oportunidades, con crecimiento económico es una enorme inversión para el pueblo estadounidense y eso quisiera yo que entienda Washington", dijo el mandatario.

Hernández no hace distinciones entre el terrorismo que se genera en Medio Oriente y el terrorismo generado en Latinoamérica debido al paso de las drogas.

"'Díganme, ¿cual es la diferencia? La lógica sería atender de igual manera la situación", señaló.

La canciller hondureña Mireya Agüero de Corrales, junto a sus homólogos guatemalteco y salvadoreño, se ha reunido estos días con el secretario de Estado estadounidense John Kerry y con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, para hablar del problema de la migración infantil. Hernández dijo que tanto a Kerry como a Ban se les entregó el Plan Alianza para la Prosperidad, una hoja de ruta sobre cómo convertir a Centroamérica en una zona de inversión y generación de empleo

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/09/25/exodo-infantil-honduras/16216923/