LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

TUCSON, Arizona-- La Patrulla Fronteriza se dispone a probar en Nuevo México el uso de cámaras corporales en sus agentes para verificar si se dan casos de uso excesivo de la fuerza, después de las demandas presentadas en los tribunales por parte de organizaciones defensoras de los inmigrantes.

Tras numerosas críticas y varias investigaciones y demandas, la Patrulla Fronteriza facilitará cámaras corporales a sus agentes para determinar a través de la tecnología si hay uso de fuerza excesiva.

Las pruebas iniciales se llevarán a cabo en la academia de entrenamiento de la Patrulla Fronteriza en Artesia (Nuevo México), pero todavía no se ha dado a conocer el número de cámaras que se comprarán ni el costo de la inversión.

"Por dirección del Comisionado, CBP (Aduanas y Protección Fronteriza) está llevando a cabo un estudio de viabilidad para considerar el uso de cámaras en el cuerpo en cada uno de los tres ambientes operativos de CBP", dijo la agencia a través de un comunicado al que tuvo acceso EFE.

"El estudio está programado para comenzar en octubre y se realizará en tres fases, se considerarán las políticas, las implicaciones legales, la implementación y la información tecnológica", agrega el comunicado.

Una vez terminadas las pruebas con la información detallada de las implicaciones políticas y los cursos recomendados, el programa será revisado por CBP para tomar una decisión final.

Esta medida fue aplaudida por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que tiene varias demandas en contra de CBP por abuso excesivo de los agentes que en algunos casos han causado la muerte de inmigrantes, o incluso de mexicanos en su territorio, como es el caso de José Elena Rodríguez, quien murió en Nogales, Sonora, en octubre del 2012.

"Mientras se ha comprobado que las cámaras corporales reducen drásticamente el uso de fuerza en incidentes con autoridades locales, todavía tenemos que ver como las usará CBP", dijo el lunes a Efe James Lyall, abogado de ACLU en Tucson (Arizona).

Según Lyall, CBP se comprometió hace más de un año a realizar un programa piloto con cámaras corporales y por ahora es bueno saber que finalmente están haciendo algún esfuerzo.

"Todavía no vemos el sentido de urgencia, sobre todo en una agencia que no es responsable para detener el uso de fuerza de los agentes. Ante la negativa constante de CBP para adoptar la aplicación de la ley y mejores prácticas, es demasiado pronto para decir si este avance tendrá ningún impacto en una cultura arraigada de abusos e impunidad", agregó Lyall.

Para el abogado, el uso de cámaras corporales debe ir acompañado de un estricto protocolo para garantizar que no se utilizan de forma selectiva por los agentes y se cumplan las protecciones de privacidad.

Sin embargo, para Guadalupe Guerrero, la madre de Carlos Lamadrid, el joven mexicoamericano que murió en marzo de 2011 después de recibir disparos de un agente de la Patrulla Fronteriza en Douglas (Arizona) esto no cambia nada.

"Ya se están dando cuenta que son corruptos y sobre todo que quedan impunes porque de los 40 (inmigrantes) que han matado ninguno ha pisado una corte pero muy pronto todo va a cambiar, lo de las cámaras ojalá sirva para que no maten a ningún ser humano y no escondan evidencias", dijo Guerrero hoy a EFE.

Mientras tanto Isabel García, abogada y activista de la Coalición de Derechos Humanos, dijo que se han documentado cientos de casos donde agentes de la Patrulla Fronteriza abusan de los inmigrantes.

"Los mismos agentes no quieren que les pongan cámaras, quieren seguir haciendo lo que quieren y luego matan a la gente y los fiscales están a su favor, ninguno va a la cárcel", señaló a Efe García.

La activista se refirió al reciente caso del agente de la Patrulla Fronteriza, Daniel Márquez, quien disparó y mató a un presunto traficante de drogas en mayo pasado, tras lo cual fue absuelto de toda culpa, según informó la Oficina del Procurador del Condado de Pima, en Tucson.

En hechos ocurridos el pasado 30 de mayo, Márquez le disparó a José Luis Arámbula en la parte posterior de la cabeza, quien según las investigaciones estaba transportando droga. A la víctima no se le encontró ningún arma.

"Es increíble como se justifican, basta de estos abusos. El uso de cámaras es un primer paso porque se necesita mucho, la frontera está controlada pero los agentes están fuera de control", aseguró García.

Por su parte, el presidente del Sindicato Nacional de la Patrulla Fronteriza, Art Del Cueto, que representa a más de 17.000 agentes, señaló que no se oponen a la medida.

"Nosotros no tenemos miedo, sólo queremos asegurarnos que estas cámaras no vayan a ser mal utilizadas en contra de los agentes. Lo que nos preocupa es saber cómo van a ser utilizadas", comentó a Efe Del Cueto.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/09/22/patrulla-fronteriza-camaras-corporales/16069263/