CLOSE

Héctor Martínez, originario de Nogales, Arizona, es la persona encargada de tender un puente de entendimiento entre el alguacil Joe Arpaio y la comunidad.

Héctor Martínez, originario de Nogales, Arizona, es la persona encargada de tender un puente de entendimiento entre el alguacil Joe Arpaio y la comunidad

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Héctor Martínez creció en Nogales, Arizona y tiene 11 años en la oficina del alguacil del condado de Maricopa Joe Arpaio.

Martínez fue uno de los alguaciles que fue capacitado como agente para implementar leyes federales de inmigración bajo un acuerdo conocido como 287g. El gobierno federal revocó dicho convenio.

En enero, tomó un nuevo puesto, Oficial de Enlace Comunitario, con el cual está encargado en mejorar las relaciones entre el alguacil y la comunidad, especialmente los hispanos. Martínez ha sido objeto de algunas críticas por las posturas controversiales del Arpaio, uno de los alguaciles más duros con los inmigrantes en la nación.

Arpaio ha enfrentado no solo críticas si no demandas judiciales que van desde acusaciones de perfilamiento racial hasta discriminar a los latinos de una manera sistemática.

El nuevo puesto de Martínez es resultado del caso de Manuel de Jesús Ortega Melendres. Alguaciles detuvieron a Melendres por nueve horas en 2007, aunque tenía permiso migratorio para estar en Estados Unidos. En 2013, un juez federal decidió que los alguaciles violaron los derechos constitucionales de Melendres y otros latinos y ordenó que Arpaio creara el puesto que ahora Martínez ocupa.

Martínez tiene la labor de limar asperezas y mejorar la imagen de MCSO. Esta semana se reunió con La Voz para platicar sobre cómo le va en su nuevo puesto y qué lo motiva a seguir dicha carrera.

¿Cómo llegaste a tomar la decisión de ser policía?

"Es algo que yo quise hacer desde joven. Cuando viví en Nogales vi a los policías allí y cómo era la profesión. En ese tiempo no me gustaba a mí lo que eran los policías de allí porque nosotros, como hispanos, eramos mayoría... vimos que los policías algunas veces nos maltrataban, pero hay veces que hacían cosas que nosotros vimos que no eran justas...cuando vine a Phoenix vi el otro lado, más profesional y me gustó la diferencia de cómo son—la profesionalismo aquí en otra ciudad (sic)".

Como Ud. es Oficial de Enlace Comunitario, ¿Cuáles son sus metas además de lo que señala el mandato judicial?

"Mi meta que yo quiero es que la gente—y no solamente la gente hispana, pero de cualquier raíz u otra cultura—se enteren quién es el sheriff y quien es la oficina del aguacil. Que es lo que hacemos en realidad".

¿Qué pasó por su mente cuando supo que la posición era suya?

"Yo dije que iba a ser algo difícil. Estaba un poco nervioso pero dije que es algo que yo creo que puedo hacer. Más, era algo que necesitamos para mejorar la comunicación y relaciones entre la oficina del alguacil y la comunidad. Tomará tiempo para cumplir. Pero sí se puede".

¿Cómo puede aumentar la confianza en la comunidad hispana cuando antes se dedicaba a arrestar a indocumentados?

"No me dedicaba a arrestar indocumentados. Sí estuve certificado bajo la 287g, que es certificado del ICE, del Departamento de Seguridad Interna, pero eso es parte del trabajo...

"Como cualquier otro trabajo, uno tiene que cumplir con su deber y no es porque estábamos arrestando a indocumentados. Arrestamos a gente que quebró la ley y resulta que estaban indocumentados".

"Yo cuando estuve en esa posición, mi mayoría eran casos de robo de identidad. Y eso es un delito. La gente no sabe que tanto hacen daño cuando alguien se roba la identidad de alguien. Esos casos son totalmente diferente que de decir 'nomás estar arrestando a gente hispana.' Porque esos delitos te puedo decir como comenzamos el caso y como terminamos. Era una investigación bien larga y la gente, los sospechosos, nosotros no sabíamos en ese tiempo que eran indocumentados. Lo único que sabíamos era se estaba robando la identidad de alguien más que muchas veces fue de otra persona hispana".

"La mayoría de la gente hispana entiende que estamos haciendo nuestro trabajo. Hay veces cuando se confunden es cuando oyen en las noticias las cosas que dice la gente—los activistas—los asustan creer que nomás estamos atrás de la gente hispana y no es cierto. Es lo que nosotros queremos aclarar que eso no es lo que hacemos. Y otra cosa es que no enforzamos a las leyes de inmigración. La gente todavía todavía creen que estamos enforzando a las leyes de inmigración y no es así".

"Ahorita nos estamos organizando y tratando de crecer esta división. Yo soy el único alguacil ahorita. Estamos tratando de hacer esto más grande y los aguaciles se especializan en salir y hacer cosas comunitarias. Cada distrito, tenemos los aguaciles que patrullan. Muchos de ellos ya hacen cosas comunitarias, hacen eventos y hacen cosas para las escuelas".

¿Qué están haciendo ahora mismo para construir mejores relaciones entre la comunidad hispana y la oficina del alguacil?

"[Estamos] relacionando más con la comunidad. Los distritos del condado, los alguaciles que patrullan tienen más comunicación con la comunidad. Hacen más eventos".

"Lo que es mi puesto yo también estoy haciendo juntas con la comunidad hispana. Grupos chicos y hablo con ellos. Les explico lo que es la oficina del aguacil. Lo que hacemos lo que no hacemos. Hacer los entender quiénes somos de verdad".

"No queremos que nos tengan miedo. Al contrario estamos allí para ellos. La única manera que vamos estar atrás de ellos es si cometen un delito. Es la única razón que vamos a parar a alguien y arrestar a alguien, si cometen un delito (sic)".

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/09/18/hector-martines-arpaio/15839741/