LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

WASHINGTON, D.C.-- Las deportaciones en el país han caído un 20 % en los últimos diez meses respecto al mismo periodo del año anterior, lo que las sitúa en el nivel más bajo desde al menos 2007 y supone el mayor descenso durante la Administración de Barack Obama, informaron hoy fuentes oficiales.

Fuentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) confirmaron a Efe las versiones de prensa que indican que, entre el comienzo del año fiscal el pasado 1 de octubre y el 28 de julio de este año, la agencia deportó a 258.608 inmigrantes.

Esa cifra supone un descenso de aproximadamente el 20 % respecto al mismo periodo del año fiscal 2013, cuando 320.167 personas fueron expulsadas del país, según corroboraron las fuentes, que pidieron el anonimato.

Aunque ICE no ha publicado aún su cifra oficial de deportaciones para el año fiscal 2014, dado que aún quedan más de dos semanas para que termine el periodo, las estimaciones divulgadas hoy son las más bajas desde al menos 2007, cuando hubo 291.060 deportaciones, según datos oficiales.

Ese número continuó aumentando de forma sostenida en los años siguientes, con más de 369.000 en el periodo fiscal 2008, más de 389.000 en 2009, más de 392.000 en 2010 y más de 396.000 en 2011; aunque en 2012 bajaron hasta rondar las 366.300 y desde entonces han seguido en descenso, según las cifras proporcionadas por ICE.

Obama fue bautizado por grupos proinmigrantes como el "deportador en jefe" porque las deportaciones superaron la cifra récord de dos millones en su mandato, pero su Administración parece haber relajado esa práctica mientras el presidente sopesa tomar acciones ejecutivas para aliviar la situación de los indocumentados del país.

La mayoría de los activistas pronostican que Obama incluirá un alivio a las deportaciones dentro de sus acciones ejecutivas, cuyo anuncio estaba previsto para finales de este verano pero que la Casa Blanca ha retrasado ahora hasta finales de año.

Preguntada por el descenso en las deportaciones, la Casa Blanca apuntó como una de las posibles causas a las medidas implementadas por Obama para desviar recursos de las agencias migratorias desde el interior a la frontera para afrontar la crisis provocada por la llegada masiva de niños centroamericanos.

"El desvío de esos recursos puede tener algo que ver con esos números" de deportaciones, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria.

Otra probable causa es que, desde que la Administración de Obama decidió en 2011 centrar sus esfuerzos principalmente en expulsar a los inmigrantes indocumentados con historial criminal, ha aumentado el retraso procesal del resto de casos en los tribunales federales de inmigración, que según varios estudios, tardan varios años de media en ordenar cada deportación.

ICE apuntó también como un factor los cambios en las pautas de inmigración, dado que en los últimos meses ha aumentado la deportación de centroamericanos y disminuido la de mexicanos.

"La expulsión de ciudadanos que no son mexicanos requiere más tiempo para obtener documentos de viaje y programar vuelos, por lo que se requieren más tiempo y recursos para completar el proceso de deportación para un número similar de personas" que en el caso de los mexicanos, indicó a Efe la fuente de ICE.

Además, han aumentado los casos en los que las agencias de seguridad locales que detienen a un inmigrante indocumentado y lo acusan de cargos criminales niegan las órdenes de retención emitidas por ICE para evitar que sean liberados de prisión sin su consentimiento, explicó.

"Cuando no se respetan estas órdenes de retención, las deportaciones son más difíciles", agregó.

Por último, señaló que la jurisprudencia sentada por la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en una decisión de 2013 hace que muchos individuos detenidos bajo esa jurisdicción "soliciten una audiencia para determinar si pueden ser liberados bajo fianza" una vez que llevan seis meses detenidos.

"Una vez que el caso de esa persona pasa al archivo de individuos no detenidos, el proceso judicial de inmigración puede llevar más tiempo, lo que reduce el número de órdenes judiciales de deportación", argumentó.

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito es "la mayor del país", recordó la fuente, dado que tiene jurisdicción sobre California, Arizona, Nevada, Oregón, Washington, Hawai, Alaska, Montana y Idaho.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/09/15/deportaciones-caen-eu/15671957/