19 6 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Las acusaciones de que la campaña de la representante estatal Catherine Miranda habría falsificado firmas de votantes durante el último ciclo electoral han vuelto a tomar fuerza mientras esta enfrenta una reñida batalla hacia las elecciones primarias demócratas con miras a su candidatura al Senado estatal.

El reservista del ejército Aaron Marquez, rival de Miranda en las primarias del 26 de agosto, ha hecho de los pasados problemas legales de Miranda el punto central de la campaña. Marquez acusa a Miranda de evadir las preguntas sobre si cometió fraude en la campaña electoral de 2012.

Los rivales están en la pelea por la nominación de su partido en el firmemente demócrata Distrito Legislativo 27, que comprende el sur de Phoenix y partes de Guadalupe y Tempe.

Los ganchos propinados por Marquez se centran en una investigación penal, ahora cerrada, a Miranda y a su difunto esposo Ben, por parte de la Procuraduría General de Arizona como respuesta a las denuncias por falsificación de documentos de campaña, incluidas peticiones para obtener dinero de la Comisión de Elecciones Limpias para su postulación a la reelección.

En 2012, funcionarios de elecciones estatales rechazaron el pedido de Catherine Miranda para acceder a financiación pública para su campaña debido a que una verificación aleatoria de nombres de votantes en sus peticiones insinuaba que 19 por ciento eran inválidos.

Dos residentes de Phoenix en esa época denunciaron ante la Comisión de Elecciones Limpias que sus firmas habían sido falsificadas en las peticiones de Miranda.

"Alguien falsificó su firma y no se ha responsabilizado a nadie por ello", manifestó Marquez. "Me queda claro que esto evidencia la presencia de una manzana podrida en el Partido Demócrata que necesita ser erradicada".

La Oficina de la Procuraduría del Estado cerró su investigación después de que Ben Miranda muriera el pasado noviembre. Una vocera afirmó que Ben se había convertido en el centro de la investigación.

Miranda dijo que ella y su difunto esposo eran inocentes y que no recolectaron las firmas en cuestión, lo que implicaría que uno de los muchos voluntarios de la campaña podría haber sido responsable. Con frecuencia ha respondido a los ataques de Marquez evocando el nombre de Ben Miranda, alegando que no está aquí para defenderse o explicar los detalles del caso.

"No creo que necesite responder ninguna pregunta referente a temas pasados," dijo Catherine Miranda. "Están utilizando la muerte de Ben para tratar de sacar agua de las piedras. ... Yo ya dejé el tema atrás".

Miranda comentó que está enfocada en asuntos de interés para el distrito y que espera este tipo de ataques de parte de un "candidato sin experiencia" como Marquez. Lo ha criticado por carecer de "raíces" en la comunidad, lugar donde ella ha nacido y crecido.

Marquez arremetió contra Miranda durante dos recientes debates y en un texto que llegó a los buzones de correo.

La investigación examinó acusaciones por malversación y denuncias de que la firma de Miranda en su documentación de nominación jurada difería significativamente de sus firmas en otros documentos de campaña.

En su reciente correo, Marquez enfatiza que Miranda se acogió a la Quinta Enmienda, es decir, a su derecho constitucional a no testificar contra sí misma, cuando enfrentó una demanda civil de parte de un líder republicano quien la acusaba de permitir que falsificaran su firma en documentos de campaña. Un juez desestimó la demanda por no haber sido presentada con suficiente prontitud.

"Nada de esto es personal", dijo Marquez. "Se trata solo de un básico apegarse a las reglas. Ella no lo aborda de manera directa en lo absoluto".

Miranda, quien rara vez ha hablado del caso, afirmó que Ben Miranda era la única persona que podía responder preguntas sobre la firma en esos documentos. Cuando se la presionó para que diera una explicación, agregó que no había nada ilegal en el hecho de que un esposo firme un documento a nombre de su pareja si no había "intención de engaño".

"Cuando no hay intención de engaño, no hay nada malo", manifestó Catherine Miranda.

El abogado de la pareja, Tom Ryan, dijo que Ben Miranda firmó un documento de presentación inicial por su esposa en 2012 porque ella se encontraba en un viaje fuera de la ciudad y agregó que no había nada ilegal ni inmoral en ello. Ryan dijo haber aconsejado a los Miranda que se acogieran a la Quinta Enmienda porque estaban enfrentando lo que consideraba una investigación con motivaciones políticas a manos del procurador republicano Tom Horne.

Ryan afirmó que la decisión del estado de cerrar el caso demuestra que la procuraduría no había encontrado "absolutamente nada" en contra de los esposos Miranda.

Traducción: Katy Paredes

19 6 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/08/01/reavivian-acusacion-miranda/13464677/