Se cumple cuarto aniversario de la entrada en vigor de la controversial ley antiinmigrante

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

A cuatro años de que entró en vigor la ley estatal SB1070, los inmigrantes de Arizona siguen sufriendo los estragos sociales y económicos de una medida que pasó a la historia como una de las más feroces legislaciones antiinmigrantes en el país.

Aunque debilitada en cortes, la controversial ley conserva uno de sus apartados más polémicos mediante el cual se confiere facultades a los policías locales para detener a personas por la sospecha razonable de estar ilegalmente en el país.

Nota relacionada

La provisión 2(B), mejor conocida como "muéstrame tus papeles", hace obligatorio que la policía verifique el estado migratorio de individuos bajo sospecha de que son indocumentados.

La ley SB1070 entró en efecto parcialmente el 29 de julio de 2010, después de que fuera firmada en ley en abril del mismo año, y luego de un "bloqueo" impuesto por la jueza federal de distrito de Arizona, Susan Bolton.

La SB1070 criminalizó la presencia de inmigrantes indocumentados, y sancionaba a cualquier persona que les diera albergue o los transportara, entre otras cosas.

Debido al impacto, Phoenix se convirtió en escenario de cientos de manifestaciones y se inició un boicot económico en contra de Arizona.

A raíz de la SB1070, se produjo un éxodo masivo de familias hispanas que se mudaron de Arizona hacia otros estados del país, incluso algunos se vieron obligados a regresar a sus países de origen.


Despertó "el gigante dormido"

Sin embargo, no todo fue malo para la comunidad inmigrante con la entrada en vigor de la controvertida legislación.

De acuerdo con Carlos Garcia, director de la organización pro inmigrante PUENTE, a cuatro años de distancia la comunidad hispana está más organizada que antes de la firma de la ley.

"No Estamos mejor. Desafortunadamente nos hemos acostumbrado a leyes antiinmigrantes. Pero hemos encontrado una manera de sobrevivir y hemos parado el ataque de políticos extremistas", dijo el activista.

Después de que se firmó en ley la SB1070, la comunidad latina se unió a un gran movimiento para sacar del poder al senador estatal republicano Rusell Pearce y al procurador del Condado Maricopa Andrew Thomas.

Nota relacionada

"Aprendimos a defendernos de los ataques racistas, con protestas, boicots y movilizaciones para remover de sus puestos a políticos antiinmigrantes, pero aún estamos en proceso de una ofensiva para deshacer los daños que nos han hecho a la comunidad inmigrantes", agregó.

Para Petra Falcón, directora de Promesa Arizona, el golpe a la comunidad hispana con la medida antiinmigrante fue muy duro.

"La SB1070 abrió las puertas del racismo en Arizona", señaló. "Desgraciadamente nuestros familiares y la comunidad inmigrante tuvieron que sufrir esta época, donde vivían en constante miedo de ser detenidos y entregados a migración".

"Sufrimos un impacto inmediato, mucha gente salió dejando a sus niños atrás, se mudaron del estado, muchos se quedaron solos, muchas escuelas cerraron, maestros perdieron sus empleos, (el alguacil Joe) Arpaio aumentó su poder", señaló Falcón.

Lo positivo, agregó, es que la comunidad hispana se despertó y empezó a organizarse. "Muchos latinos empezaron el proceso para hacerse ciudadanos y registrarse para votar", mencionó.

"Hemos logrado algunas victorias desde que paso la SB1070", señaló. Para Falcón, al comunidad hispana se encuentra en una mejor posición que en el pasado. "Ahora sabemos que juntos podemos crecer nuestro poder de voto", concluyó.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/07/29/sb-1070-arizona-inmigracion/13340141/