El Cónsul General de México en Phoenix, Roberto Rodríguez Hernández señaló que en México no es delito no contar con documentos

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Ante la crisis humanitaria que se vive en Estados Unidos sobre la gran cantidad de menores centroamericanos cruzando por las fronteras de México hacía los Estados Unidos, el Cónsul General de México en Phoenix, Roberto Rodríguez Hernández señaló que es imposible detenerlos por la libre libertad de tránsito.

"Hay que recordar que estamos comprometidos con el respeto a los derechos humanos, no podemos detenerlos, en primer lugar por la libertad de tránsito y en segundo lugar, porque en México no es delito no tener documentos", señaló.

Más de 52,000 menores sin acompañante adulto han sido detenidos desde octubre, de acuerdo con la Policía de Aduanas y Protección Fronteriza. La mayoría proviene de Guatemala, Honduras y El Salvador, donde la violencia y la pobreza llevan a los padres a enviar a sus hijos en peligrosas travesías hacia el norte.

Rodríguez aclaró que sí se encuentran tomando medida preventivas, pero es imposible detener tanta migración.

"Desde luego estamos tomando medidas preventivas para que no se suban a la Bestia (el tren) y que pongan en peligro su vida", comentó.

Es una situación más complicada y que responde a una situación social y hemisférica, ya que México es un país de migrantes.

"Y es un país que los migrantes utilizan de tránsito, y también es un país de destino, muchos migrantes buscan llegar a México. Esperemos que se resuelva pronto esta situación, por lo pronto los casos de los mexicanos están siendo manejados de acuerdo a nuestros protocolos y los de la autoridades estadounidenses", detalló.

Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/07/24/consul-flujo-migratorio/13127779/