LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

TUCSON, Arizona-- Activistas y defensores de los inmigrantes denuncian que candidatos de Arizona a las elecciones de noviembre utilizan la crisis provocada en la frontera por la llegada de menores centroamericanos indocumentados para impulsar sus carreras políticas.

"Es una vergüenza ver a esta gente que se estén aprovechando de los más débiles, en este caso de los niños inocentes que vienen huyendo de la violencia, que no quieren ser parte de las pandillas y que están escapando de sus países", dijo a Efe Linda Herrera, integrante de la organización Somos América.

La inmigración ilegal se ha convertido nuevamente en tema central de las campañas de aspirantes a ganar las elecciones primarias que se celebrarán en agosto próximo para optar a la Gobernación y el Congreso en Arizona, estado conocido por su fuerte postura en contra de los indocumentados y que se convirtió en el epicentro del debate migratorio tras la aprobación de la ley estatal SB1070 en 2010.

Herrera fue testigo el pasado martes de un "desfile" de políticos que llegaron hasta la población de Oracle después que se difundiera la noticia de que un grupo de aproximadamente cuarenta niños indocumentados llegarían a este lugar en camiones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

La posible llegada de estos menores de edad que han cruzado la frontera de manera ilegal sin acompañante provocó la presencia de grupos antiinmigrantes que llegaron con banderas de Estados Unidos dispuestos a evitar la llegada de los camiones, que finalmente nunca llegaron.

Pero los que sí hicieron actos de presencia fueron políticos como el exsenador estatal republicano Russell Pearce, quien ante todos los presentes culpó a las políticas de la Administración del presidente, Barack Obama, del cruce de los niños indocumentados.

"Si el Gobierno federal no actúa para asegurar la frontera, los estados como Arizona tienen el derecho de tomar sus propias medidas", dijo a Efe Pearce, conocido también como el "padre" de la SB1070.

Tras ser destituido de su puesto durante un proceso de destitución en su contra el 2011, sigue siendo Pearce un miembro activo del Partido Republicano en Arizona, tiene su propio programa de radio y esta semana se anunció que nuevamente trabajará para el condado de Maricopa, en este caso con la oficina del tesoro.

Otro de los políticos locales que abiertamente ha expresado su preocupación ante la llegada de niños indocumentados centroamericanos es el alguacil del condado de Pinal, Paul Babeu, quien ha sido señalado como la persona que alertó a los grupos antiinmigrantes de la presunta llegada de los menores a la población de Oracle.

FOTOS: Recorrido con los medios por Alberegues de menores centroamericanos en Arizona y Texas

Babeu, quien dio su apoyo a la precandidata del Partido Republicano Christine Jones a la Gobernación del estado, dijo que la posibilidad de que jóvenes centroamericanos miembros de peligrosas pandillas como MS13 se encuentran entre los menores indocumentados que están llegando a los EE.UU es de "gran preocupación de seguridad pública" para su oficina.

"Los niños centroamericanos no son ninguna amenaza, son víctimas, refugiados que debemos ayudar. Babeu no solo está especulando sino también está utilizando recursos públicos para ayudar a su propia campaña", dijo Herrera.

Babeu, quien en 2012 fue reelegido en su puesto como alguacil, envió una carta esta semana a sus seguidores en la que pedía donaciones para su campaña política y su lucha en contra de la inmigración ilegal, citando la crisis que se vive actualmente en Arizona y Texas por el cruce de niños indocumentados.

Por su parte, la campaña de Jones financia un anuncio publicitario en el que se promete que, en caso de llegar a la Gobernación del estado, asegurará la frontera en Arizona y se expresa su total oposición a una posible "amnistía" a los indocumentados.

"El tema migratorio y la crisis humanitaria que estamos viviendo con estos niños centroamericanos se vuelve una plataforma para que ellos trasmitan sus mensajes; es el momento que ellos escogen para hacer su comercial, creando una división entre nuestra comunidades", dijo a Efe Julissa Villa, directora de la organización Por un Arizona Unido.

En opinión de Villa, "desafortunadamente" muchos candidatos usan "cualquier pretexto para hacer sus campañas políticas" y lamentó que la situación de estos menores centroamericanos sea uno de ellos.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/07/18/crisis-menores-arma-electoral-arizona/12833015/