Lo único que hizo el coyote fue colocar a mi hija Caterine del otro lado del río y esperar a que la "migra" llegara, ahora ella está conmigo, dijo Marina Banegas, madre hondureña indocumentada

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Madre e hija entraron en "shock" cuando se vieron frente a frente en la terminal #4 de Continental Airlines, en Port Arthur, Texas.

Marina Banegas llevaba 7 años de no ver a su hija Caterine hasta que inmigración se la entregó el pasado 8 de julio.

"Fue a la 1:30 de la tarde todavía me acuerdo, nos pusimos mal, era tanta la felicidad que nos dio un ataque de nervios a las dos", exclamó la madre en entrevista exclusiva con La Voz.

La jovencita de 14 años fue traída desde Honduras por un "Coyote" al que le pagaron 3 mil dólares.

Éste lo único que hizo fue colocarla a ella y a otros 18 menores de edad del otro lado del río, y esperar a que la "migra" llegara. Los coyotes ya sabían que inmigración la llevaría hasta la casa de su madre.

"Tal vez el coyote lo sabía pero yo no, yo le pagué a él para que la cruzara y me la trajera hasta mi casa, y cuando me dijeron que la había agarrado inmigración lloré mucho, pensaba que la iban a mandar de regreso a Honduras".

Caterine pasó 20 días retenida en un albergue, primero en Texas y después en Nogales, Arizona, donde según relata la madre la trataron muy bien.

FOTOS: Albergue de niños centroamericanos en Nogales

Durante ese lapso de tiempo, autoridades migratorias entraron en contacto con ella vía telefónica y le pidieron explicaciones del por qué poner en riesgo la vida de su hija al traérsela desde Honduras con un coyote.

"Su padre me pedía 300 dólares semanales para poder hablar con ella por teléfono, su madrastra la golpeaba y los "Mara" me chantajeaban, ellos me pedían dinero para no hacerle daño a mi hija".

"Al saber esto y al entrevistar a mi hija quien también les dijo lo mismo, me dijeron que no me preocupara y que me la iban a entregar, y gracias a Dios ya al tengo conmigo", dijo Banegas.

"Créanme, si mi país no fuera tan peligroso yo dejaba todo aquí y y me regresaba con ellos, pero no tuve otra opción que traérmelos", dijo Marina quien se dedica a la limpieza de hoteles, en el que percibe un sueldo de 400 a 500 dólares quincenales.

FOTOS: Protestas en Arizona contra la llegada de menores centroamericanos

Anteriormente, Marina ya había mandado traer desde Honduras a su hijo más grande pero este sí se vino montado en el tren al que llaman "La Bestia" y fue cruzado por el desierto. En esa ocasión pagó 5 mil 500 dólares al Coyote, y tuvo que pagarle 6 mil dólares a los "Zetas" quienes lo secuestraron por su paso por México.

Según datos proporcionados por la Oficina de de Aduanas y Protección Fronteriza, un total de 60 mil menores indocumentados -sin la compañía de sus padres- ingresaron a territorio estadounidense por la frontera sur en el año fiscal 2014, lo que representa más de 35 mil que el año fiscal anterior.

De todos ellos, 37% provienen de Guatemala, 30% de El Salvador, 26% de Honduras, 3% de México y 5% de otros países de centroamérica.

Ante tal situación, el presidente de EU, Barack Obama, ha solicitado al Congreso 3.7 billones de dólares que le ayudarían a resolver esta crisis, y cuyos planes incluyen la deportación de estos menores.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/07/16/menores-coyote-inmigracion/12738989/